La diputada del Bloque Parlamentario del Partido Agrario y Social, Myriam Duarte participó de una jornada en la ex Villa Torneus, rebautizado como barrio Norte, en Oberá, junto a autoridades de la Segunda Zona de Salud de la Provincia -que dirige Horacio Mielniczuk-, Saneamiento Ambiental, y funcionarios de la Dirección Municipal de Bromatología (Herbert Castellanos y el bioquímico Barrios), y del INTA, quienes realizaron un relevamiento sobre la falta de agua potable que sufre el barrio.
En la jornada además estuvo el ingeniero Ramiro Sosa, ya que mediante un convenio del INTA con la Municipalidad, Sosa viaja una vez por semana a Oberá y traslada muestras a Posadas para analizar. En este caso llevó las del agua del arroyo tomadas por personal de la Dirección de Saneamiento Ambiental para conocer su potabilidad. «Este operativo es una respuesta al pedido que hice a los organismos municipal y provincial para que se involucren en este tema que me preocupa y es la falta de servicios básicos, un reclamo que viene de parte de los vecinos del barrio Norte. En este caso primero hay que ver cuál es la condición del agua y de ser potable, evaluar si alcanza con proteger la vertiente para que pueda ser consumida por los vecinos dándoles seguridad», señaló la diputada Duarte.
Según explicó el bioquímico, la idea es hacer una especie de reservorio, un aljibe para contener el agua, «y si resulta potable que se pueda utilizar de esa vertiente y mantenerla limpia. Si con el estudio sobre el agua, se observa que tiene determinados contaminantes, la opción como primera medida es distribuir las pastillas para potabilizar el agua mientras tanto», indicó.
La red de agua pasa a 200 metros del barrio Norte, «incluso una señora nos contó que ella compró una manguera para conectarse a la red, pero la Cooperativa de Oberá, le pidió 50 mil pesos para hacer la conexión; una locura», advirtió Duarte.
El barrio Norte está ubicado en la frontera con Villa Bonita, separado por un arroyo. Es un asentamiento bastante irregular porque prácticamente está ubicado en el borde del arroyo y ahí supuestamente tendría que abrirse una calle, algo que habría que ver después con la gente de Catastro de la Municipalidad para ver cómo se hace para preservar esa zona de vertientes.

Varias vertientes de agua
Los habitantes del barrio carecen de agua potable y utilizan el de la vertiente, una especie de ojo de agua. «En esa zona hay tres vertientes que caen en un pozo con agua abundante y transparente, limpia por lo que vimos; después hay otras vertientes que el agua va hacia el arroyo que está en los bordes de los patios de las casas. Se hará un muestreo de todas esas aguas para ver si tienen posibilidades de ser consumibles, y después de esa tarea, se hará un relevamiento de las letrinas que hay en el barrio».
A partir de ahora, personal de la municipalidad junto con el INTA van a constatar el estado del agua, después se hará la protección de las vertientes y finalmente la erradicación de letrinas.

Barrios con mayor incidencia de dengue
Además, la diputada del Bloque del PAyS manifestó su inquietud a los funcionarios de la Dirección de Asuntos Barriales de la Municipalidad de Oberá, sobre el problema del dengue, y solicitó a la Segunda Zona de Salud el listado de los barrios según la prevalencia de los que tuvieron mayor incidencia de la patología.
La idea es trabajar sobre esa problemática en los barrios, y ver la posibilidad de plantar crotalaria y citronella cerca de las casas, para evitar que entre el mosquito. «Queremos trabajar con las comisiones barriales para que la crotalaria se pueda plantar en lugares públicos como las plazas, y no en las casas de las familias, siempre con la idea de trabajar en forma comunitaria y comprometiendo a los vecinos para intentar resolver juntos los temas que les preocupan», expresó Myriam Duarte.

Artículo visitado 255 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top