La víctima fue una joven de 22 años, quien acusó a un amigo de su pareja, con quien había compartido tragos minutos antes.

Una joven de 22 años en estado de gravidez fue abusada por un hombre con el cual había estado compartiendo tragos en su propia vivienda momentos antes. El agresor, que todavía no fue aprehendido, utilizó un arma blanca para amenazar a su víctima y luego escapó.
Un hecho sacudió a esta localidad cercana a Oberá durante toda la jornada de ayer. Alejandra C. (22) se presentó en la comisaría local para denunciar que había sido amenazada con un machete y luego abusada por el amigo de su concubino.
Según consta en la presentación policial hecha por la mujer, quien atraviesa el quinto mes de embarazo, la denunciante estaba en su vivienda del barrio Unido junto a su pareja y otra persona, cuando cerca de las cuatro de la mañana, recibieron la visita de Néstor «Kolla» .
Éste, conocido por ser amigo del concubino de la mujer, se unió a las conversaciones y compartió algunas bebidas con los presentes, para luego despedirse e irse del lugar.
Hasta allí era una noche tranquila. Pero sucedió lo que nadie imaginaba.
Minutos después de las 5, la  pareja de la víctima pidió a su concubina que vaya a comprar cigarrillos. Pese a la hora, la mujer accedió y se fue a un kiosko cercano en busca de la mercadería.
Kolla, de quien no trascendieron más datos, al parecer la estaba esperando a pocos metros. La interceptó, y con machete en mano, la llevó amenazada al corredor de una vivienda abandonada donde fue violentamente abusada. Minutos después, el atacante se dio a la fuga.
El médico policial constató las lesiones y la víctima fue  asistida por un gabinete de profesionales. También se tomaron muestras genéticas del violador.
Horas más tarde, el personal de la comisaría local se presentó en la casa del supuesto abusador con una orden de allanamiento, pero éste no se encontraba, por lo que al cierre de esta edición todavía era buscado.

Padre de una adolescente denunció que su hija fue abusada en una plaza
LEANDRO N. ALEM. En la jornada de ayer trascendió un episodio de violencia de género que es investigado con sumo cuidado.
Un hombre de 46 años se presentó el sábado en la comisaría de esta localidad para denunciar que su hija de 15 años había sido abusada por un desconocido, al salir de una fiesta.
Según expresó, la joven se había escapado de su casa en horas de la madrugada y cuando se disponía a volver, cerca de las 6, fue abordada por un desconocido de aproximadamente 21 años en la intersección de las calle Los Lapachos y la avenida Belgrano.
El supuesto abusador llevó a la adolescente a la plaza Bicentenario, ubicada a unos 100 metros, y en un baño público del citado paseo habría abusado de ella.
Los médicos que examinaron a la joven confirmaron los abusos. Sin embargo, hay relatos que fueron puestos en duda.

Persona identificada
El principal sospecho del ataque denunciado ya estaría identificado, aunque hasta el cierre de esta edición no había podido ser detenido.
De acuerdo a los dichos de los investigadores, las amigas de la adolescente -quienes fueron consultadas por los pesquisas y también dieron aviso a lo medios locales-  expresaron que la misma muchacha había pactado un encuentro con un joven de  21 años, oriundo de San Javier.
Es por esto que se sorpredieron ante la denuncia realizada, ya que no se trataría de una persona desconocida.
Incluso habrían relatado que  la adolescente abandonó el lugar para verse con el joven y que descreen que haya sido violentada con un cuchillo. Pese a esto, el denunciado está siendo buscado para que se presente ante la Justicia y dé explicaciones.

Artículo visitado 625 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top