Se trata de Ángel K. (36). Tenía pedido de captura del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá. Formaría parte de una gavilla delictiva que en septiembre pasado asaltó a dos familias de colonos en la zona rural de Guaraní.

Las tareas de inteligencia hechas desde hace meses por integrantes de la Unidad Regional II de Oberá permitió durante las últimas horas la captura de un peligroso malviviente, que desde septiembre del año paso era intensamente buscado por la Justicia por su participación en dos violentos atracos ocurridos a distintos colonos de esta localidad.
Se trata de Ángel Francisco K. (36), más conocido en el mundo delictivo con el alias “Paco”, quien durante un fuerte operativo cerrojo realizado el jueves en horas de la siesta en Guaraní, fue detenido cuando se movilizaba en su camioneta Chevrolet C10 rumbo a San Pedro. Al momento de su arresto, era acompañado por su esposa y sus pequeños hijos.
En ese sentido, trascendió que fue cercado por varios patrulleros que lo venían siguiendo desde hace varios meses y que, pese a que intentó escapar al verse rodeado, no presentó resistencia a la hora de su arresto.
De acuerdo a lo informado por fuentes que intervinieron en el procedimiento policial, el implicado cuenta con una gran cantidad de antecedentes policiales en la capital del país, donde figura su domicilio.
Se cree que Paco es integrante de una importante banda de criminales que tiene como modus operandi golpear en chacras alejadas de las zonas urbanas.
En poder del detenido, los uniformados secuestraron un bolso con 95 mil pesos en efectivo, junto con un revólver calibre 32 y seis proyectiles del mismo calibre.
Tanto el dinero, el arma y la camioneta fueron secuestrados, mientras que el implicado fue trasladado bajo fuerte custodia policial a una dependencia de la Unidad Regional II.
Se espera que en los próximos días sea llamado a prestar declaración indagatoria ante la magistrada Alba Kunzmann de Gauchat, titular del Juzgado de Instrucción Penal Uno de Oberá.
Intervino en el procedimiento personal de la comisaría de Guaraní y de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional II.
$95
Mil. Fue el dinero incautado en poder del prófugo, quien al momento del arresto viajaba acompañado de su pareja y sus hijos menores. Además, secuestraron un revólver calibre 32.

Raid delictivo en septiembre pasado

En menos de dos horas, tanto Paco como otros tres peligrosos delincuentes concretaron durante la noche del sábado 5 de septiembre pasado dos importantes ataques a colonos de la zona rural de Guaraní.
De acuerdo a lo que pudo reconstruir la Policía, el raid delictivo de la banda comenzó cerca de las 20.30, cuando los delincuentes ingresaron a una chacra ubicada en el lote 135, donde Valentin S. (43) se encontraba descansando junto a su esposa y a un hijo de 6 años. Bajo amenazas con armas de grueso calibre, los desconocidos redujeron a los dueños de casa y luego de requisar toda la casa terminaron escapando con 30 mil pesos en efectivo y la camioneta Ford Ranger del agricultor. Horas más tarde, y tras un rastrillaje por una zona de montes, el mencionado rodado fue hallado abandonado, pero sin rastros de los ladrones.
El segundo hecho se produjo a las 22.30 en perjuicio de Jorge Antonio K. (40), quien logró advertir que la banda intentaba ingresar a su chacra, razón por la cual intentó ahuyentarlos a los tiros. Antonio terminó herido y permaneció varios días internado en el Samic de Oberá, pero logró evitar que la banda se llevara dinero u objetos de su morada.

Artículo visitado 228 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top