puenteVecinos de los barrios Londín y Copisa vienen reclamando el arreglo del puente que los conecta con otros puntos de la ciudad, ya que la estructura actual presenta un grave deterioro que pone en riesgo la integridad de las personas que lo cruzan a diario.
En ese contexto, desde hace varios años elevan notas a las autoridades de la Municipalidad y del Concejo Deliberante, aunque hasta el momento los pedidos resultaron estériles.
Días atrás una camioneta quedó literalmente colgada cuando cedió parte de la estructura, ocasionando serios daños materiales en el vehículo. Según comentaron los vecinos de la zona, en lo que va del año al menos cinco rodados tuvieron que ser asistidos cuando trataban de cruzar el desvencijado puente.
“Yo cruzo hace años y no me queda otra porque si no tengo que dar toda la vuelta a Oberá. Cada semana está más deteriorado”, lamentó Miguel de Olivera, quien se dedica a la fabricación de ladrillos.
Por su parte, un vecino de Villa Londín relató que trabaja en el hospital y por Copisa en 10 minutos llega a su trabajo, pero si se moviliza por el centro tarda 20 minutos.

Artículo visitado 77 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top