La Revolución
El 28 de abril de 1794 empezó la revolución en Cagliari y se extendió en toda la isla.
El pueblo pedía la autonomía administrativa y la abolición del feudalismo.
El héroe del momento era Gian María Angiouque, denunciado como traidor al rey fue condenado a muerte y se salvó con el exilio. Pero todos sus secuaces fueron justiciados.
La revolución había terminado.
La casa Sabanda continuó su política antiliberal con Carlos Emanuel IV, Víctor Emanuel I y Carlos Félix.

En el Resurgimiento
La Sardegna, siendo ya de los Saboya, no participa del paso de la Monarquía absoluta a un gobierno constitucional.
Carlos Félix, fue un buen gobernante.
Carlos Alberto, que subió al trono en 1831, dio la primera Constitución.
La Sardegna fue lentamente progresando entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial cuando desaparece el vandalismo y la malaria y la isla es proclamada «Región Autónoma», cuyo gobierno está compuesto por una «Junta» guiada por un «Presidente», y con un «Consejo».

Vías de Comunicación
Por mar: Se puede partir del puerto de Génova, de Civitavecchia, de Nápoles o de Palermo, por mar.
Por el aire: de los aeropuertos de Génova y de Roma.
Las calles: la isla tiene 2.819 Km. de caminos estatales y 7.547 Km. de caminos provinciales.
Ferrovia: es muy simple. Tiene 2 líneas más importantes en forma de una Y con la extremidad inferior en Cagliari, la occidental en Sassari y la oriental en Orbia.

Economía
Agricultura: Agrios, la Palma Nana, cuya fibra sirve para hacer cestas, viñas, verduras varias, arroz, alimentos.

Criaderos
Pastoricia, queso pecorino, cabras. La Sardegna tiene el primado absoluto de la producción ovina nacional: se cuenta 295.000 animales contra un total nacional de 1.019.000

Industrias
En el sur-este el plomo y zinc, hierro, manganeso, cobalto, estaño, antimonio y molibdeno. Hay una ciudad que se llama «Carbonia» por los yacimientos de carbón.

La fauna
Sobre la costa oriental vive el topo y las focas.
En los bosques: jabalíes, liebres.
Sobre el Gennargentu vive el muflón, parecido a una oveja grande.
Además hay ciervos, gansos y zorros. (Continuará).

Artículo visitado 75 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top