“Estamos acá para ayudarlos a despejar dudas, es un complemento a lo que vienen haciendo”. Con esa frase, el cordobés José Meolans definió y abrió la clínica deportiva de natación que brindó el viernes y el sábado en el club Centro de Cazadores de Oberá.

El exnadador, campeón del mundo y representante olímpico en cuatro oportunidades, fue la gran estrella de la capacitación técnica que ofreció junto a sus colegas Eduardo Otero y Sergio Ferreyra para 350 participantes de 6 a 60 años.

El viernes, con retraso por la reprogramación del vuelo que trajo a Meolans a Misiones, fue el momento de la apertura y el turno para chicos de 6 a 9 años, que dentro de la pileta recibieron consejos técnicos y demostraciones de “Pepe”.

A través de un sistema de audio, el mensaje llegó a los participantes con Otero como conductor desde afuera; mientras que ingresando y saliendo de la pileta constantemente, Meolans fue el complemento.

La lluvia afectó la conclusión de la primera jornada, que en consecuencia se trasladó desde la pileta al quincho del club, donde los tres deportistas interactuaron con los concurrentes de los más diversos temas, entre ellos, inicios en la disciplina, preparación, alimentación, experiencias y anécdotas personales, que los chicos siguieron con mucha atención.

“Sin esfuerzo no se logra nada, hay que estar dispuesto a aprender, a tener paciencia y perseverancia. Es necesario dedicación, conducta, disciplina y todo el trabajo es a largo plazo”, aconsejó el cordobés, que realiza esta actividad en todo el país.

El sábado, en tanto, con mejores condiciones climáticas durante la mañana, ingresaron a la pileta los más grandes, de 10 a 18 años. Desde afuera, como el día anterior, estudiantes del profesorado de educación física, profesores y entrenadores, siguieron atentamente todos los detalles de la clínica. También, en tribunas especialmente armadas para la ocasión, se ubicaron familiares de los participantes y público en general.

Ese día, Ferreyra se sumó a Meolans dentro de la pileta. El obereño radicado en Corrientes, compañero en la selección nacional y también representante olímpico, también mostró ejemplos e hizo mucho hincapié en técnicas correctivas de patadas y brazadas, en todos los estilos.

La presencia de Ferreyra en la clínica generó una satisfacción mutua entre él y los participantes. Primero porque le permitió volver a su ciudad natal y reencontrarse con muchos conocidos y al mismo tiempo porque los más jóvenes pudieron conocer a un deportista que transitó el mismo camino que ellos y llegó a competir en el máximo nivel.

“Es muy lindo poder estar acá porque reciben directamente nuestras experiencias y pueden preguntarnos todo lo que quieren saber. Ojalá yo a la edad de ustedes hubiera podido tener esta posibilidad”, les dijo Ferreyra a los chicos.

Además, Sergio tuvo un gesto que sorprendió gratamente a los presentes y habla a las claras de la generosidad del “Lobo”, como lo identificaba Meolans durante la clínica. De la colección personal, trajo más de 20 remeras que fue recogiendo en los torneos que participó en su trayectoria y las sorteó entre los jóvenes. Esa actitud fue muy reconocida por los organizadores.

De esa manera, con marcado éxito y una gran convocatoria, se cumplió con la esperada clínica que fue organizada por la Asociación Obereña de Natación, con la colaboración de la modelo Ingrid Grudke, el Ministerio de Deportes, la Municipalidad de Oberá y empresas privadas, quienes hicieron aportes para que sea totalmente gratuita.

 

Artículo visitado 202 veces, 1 visitas hoy

Cancha Neutral, Juanjo García.


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top