Están molestos por las deudas del pago de las horas extras trabajadas e incumplimiento del convenio colectivo.

Los empleados de la Cooperativa Eléctrica Limitada de esta localidad (Celo), analizan comenzar con medidas de fuerza, en los próximos días, si no les abonan las deudas y siguen sin cumplir con el convenio colectivo de trabajo.

“Las adeudadas horas extras y el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo”, son las principales causas del malestar de los trabajadores. La situación involucra tanto a los trabajadores que pertenecen a la Asociación Empleados de Comercio de Oberá, como así también a los del Sindicato de Luz y Fuerza.

En una asamblea general, los empleados de la Cooperativa decidieron iniciar con extremas medidas de fuerza para exigir a las actuales autoridades que cumplan con sus obligaciones.

“Las bases quieren empezar con las manifestaciones”, indicaron los trabajadores.

“Una de las propuestas es no realizar más horas extras, lo que impediría el normal desarrollo de la cooperativa. Es que nos deben horas extras de hace dos años y lo peor es que nos ignoran” expresó a PRIMERA EDICIÓN, el delegado gremial Horacio Barúa.

Según el sindicalista, este es un conflicto de larga data, pero que fue potenciado por la falta de atención por parte del actual Consejo de Administración.

“Pedimos al gremio que analice la situación y este jueves nos va a dar respuesta. Ahí veremos que medida realizar” indicó Barúa.

Con respecto al diálogo con las autoridades, el gremialista indicó que “el Consejo me comunicó que me van a recibir en audiencia el viernes (por hoy), y espero que así sea para tratar estos temas”.

Barúa además explicó que son muchos los ítems del convenio que no se cumplen, entre ellos los correspondientes a riesgo de caja, uniformes y remplazos. “Los uniformes deberían dar dos veces al año, faltan elementos de seguridad imprescindibles y herramientas básicas para el trabajo. Estos son algunos de puntos que deberían brindar desde la Celo, pero que no se cumplen”.

Si prospera la decisión de trabajar únicamente el horario preestablecido y no horas extras, la medida de fuerza tendría un fuerte impacto en algunos sectores.
Luz y Fuerza, cuarto intermedio
Por su parte, en la asamblea de los empleados contemplados dentro del gremio de Luz y Fuerza, los trabajadores decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el viernes de la semana que viene, pero no descartan un paro general.

“Hay un malestar creciente, vamos a seguir analizando la situación antes de definir alguna medida, por ahora esperamos propuesta del Consejo. Solicitamos que al menos nos paguen las horas extras de los últimos dos meses, luego negociar lo de años anteriores”, explicó uno de los delegados.

Trascendidos indican que los empleados insisten en ir directamente a un paro, pero desde el sindicato intentan frenar la postura extrema buscando acuerdos.

“El tema es que no queremos cortar el diálogo, pero si la situación persiste no podremos evitarlo”, señaló el gremialista.

Artículo visitado 191 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top