793039.jpg_cropEn una entrevista dada a agenciahoy.com el diputado nacional Luis Pastori (UCR), manifestó que la materia pendiente del oficialismo es: “sincerar la deuda provincial”. Según el legislador existe una deuda oculta en Misiones que la Renovación omite intencionalmente.

“Al 31 de diciembre de 2014, la Provincia reconoce una deuda pública de 4.000 millones de pesos, de los cuales 3.000 millones son con el Gobierno Nacional (75%). Sin embargo, la Renovación ignora una deuda que la mantiene oculta y que se compone de varios rubros”, sentenció el también contador público nacional.

“Los Bonos “Junior” y “Senior” emitidos en diciembre de 1999 por 100 millones de dólares, totalmente impagos y en poder de una entidad financiera internacional con sentencia en firme de la justicia. Los Bonos “CEMIS” que no ingresaron al canje y que se encuentran impagos y prorrogados sucesivamente año tras año a través de la ley de presupuesto por otros 100 millones de dólares; Juicios varios perdidos por la provincia con sentencia judicial firme y que no se pagan por vigencia de una ley de emergencia económica que lleva más de 26 años de vigencia”, indicó el legislador.

A esto también hay que agregarle la deuda previsional: con jubilados docentes y retirados de la policía por parte del I.P.S. que nunca fueron reconocidas ni cuantificadas, pero que conforme datos de los perjudicados suma más de 1.000 millones de pesos. Otra de las deudas preocupantes es la flotante con proveedores y contratistas por bienes y servicios ejecutados, pero no pagados y que se estima en otros 1.000 millones de pesos.

Pero además este año la provincia pidió a la Nación un aval por 289 millones de Dólares para endeudarse con motivo del programa de la fibra óptica y el «acueducto de las Misiones»; esto aprobado en el presupuesto nacional para este año. Pero desde el oficialismo hasta el momento sobre estos dineros nadie ha dicho nada.

En este sentido el diputado expresó “la tarea de sinceramiento es vital para terminar con un modelo que se sustentó en la mentira de la inflación y de los índices de pobreza, que pusieron en duda a toda la información pública del Estado nacional y provincial. Para generar confianza en el inversor, en el trabajador y en el ciudadano, hay que terminar con todas las mentiras”.

Artículo visitado 414 veces, 1 visitas hoy

Agencia Hoy


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top