cosechateEn yerba mate hay ataques del rulo; en tabaco, afecta la humedad y la podredumbre en los galpones; y en té la brotación no es buena.

Distintas afectaciones aquejan a los cultivos tradicionales más importantes de la provincia tras las intensas lluvias, por lo que se estima habrá mermas pronunciadas de producción. Así, en cuanto a la yerba mate la aparición del rulo traerá mermas de al menos 30% en la producción. En el caso del tabaco ya casi está finalizada la cosecha; además de las inclemencias climáticas como fuertes vientos, granizada y lluvia -donde se perdieron plantas-, ahora aqueja la humedad en los galpones; y en el tema del té, la brotación es más lenta, ya que si bien hay mucha lluvia, faltan días de sol, según consignaron productores a El Territorio, durante una recorrida por chacras de la zona Centro de la provincia.
Baldemar Markwart, productor en Gobernador López, inició la producción tealera en los años 70 y luego sumó la yerba mate. Tiene 6,5 hectáreas de té y 10 de yerba y estimó que en ambas producciones habrá una merma de volumen.
“Actualmente está muy pobre la brotación del té porque ya es demasiado el agua y falta más sol. Si bien hace calor, la mayor parte del día está nublado. Así como vengo, estimo que esta campaña mi producción va a caer un 40% ”, dijo Markwart. También señaló que “el problema principal que tenemos ahora es que no se puede fertilizar. Hoy (por el viernes último) fui a averiguar precios y los abonos aumentaron más del 40%”.
E insistió: “Cada 20 días estamos haciendo una cosecha, hay demanda pero no está rindiendo el teal por la falta de sol”.
En cuanto al pago reconoció que no se cumple el precio oficial. “Nos pagan dos veces al mes, un 50% en la primera quincena y lo restante a fin de mes. Recibo 70 centavos por kilo”, indicó el productor. Cabe recordar que para esta campaña el kilo de brote de té cotizaría en 10 centavos de dólar (unos $1,41 con la cotización del dólar a $14,17).
Sobre la actual situación económica en las chacras, “cada vez es más difícil vivir de los cultivos tradicionales, nosotros ya estamos jubilados, y mi hijo tiene que trabajar afuera porque no alcanza”, analizó Markwart.

Rulo en yerba mate
En cuanto a la yerba mate, “tenemos ataques del rulo, ahora llegaron alguaciles que son los bichos que controlan esa plaga, pero hay mucho”, dijo el productor quien aseguró que “la yerba marcha un poco mejor que el té. El colono siempre anda luchando por los precios, esperemos que cuando arranque la cosecha tengamos buen precio en yerba”.
En la chacra Markwart no habrá zafriña de verano, recién en mayo se arrancará la cosecha.
En cuanto a los ataques de rulo, “si bien la plaga aparece en épocas secas, este año igual apareció. Es mejor no tirar agroquímicos para no matar a los bichos que se comen al rulo”, señaló.
Raúl Kosinski, de la Federación Agraria local, también coincidió sobre el actual escenario con la aparición del rulo de la yerba mate. “Tenemos una pérdida importante de hojas por las intensas lluvias y ataques del rulo; en lo que es la zona Sur, estimamos que habrá una merma de entre 30% y 40% en la producción”, aseguró. Asimismo, reconoció que la zafriña de verano casi no se está realizando y que se extienden los plazos de pago al productor (Ver aparte).

Mucha humedad en galpones
En Alem, Héctor Feltan, productor tabacalero y prosecretario de Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM), reconoció que el cultivo de tabaco también está complicado, tanto por el tema del clima como por el lugar donde se seca la producción.
“Si bien este año la producción no fue muy buena, hay muchas hojas que si se amontonan en los galpones , se pudren por la humedad. Lo que están haciendo hoy muchos productores es tratar de colocar todo en el galpón, apretando la producción y es ahí donde empieza a complicarse”, explicó.
En ese sentido, indicó que algunas plantas fueron atacadas por la podredumbre de las hojas y luego en los galpones se pudren, comienzan a caer las hojas y afectan a otras plantas si están muy juntas. “Después de tantas lluvias, vientos y granizada ahora nos queda salvar, lo que está en los galpones”, advirtió. “En mi caso arranqué la cosecha a fines de noviembre, un poco antes, por lo que ya estoy preparando los fardos para la venta. Esto me ayudó a que el tabaco se seque temprano”, añadió.
En la chacra de Feltan, todo el tabaco está cosechado. Muchas hojas cuelgan en los galpones y otras tantas ya está siendo clasificadas y armadas en fardos. “Tuve que improvisar galpones para poder secar bien la producción y así evitar que se pudran las hojas”, dijo mientras señalaba la infraestructura extra que debió armar en su chacra.
Sobre la producción que tendrá este año aseguró que es difícil de estimar. “Trabajamos en conjunto con mis tres hijos, esta campaña plantamos 90 mil plantas. Es difícil saber cuál es el volumen de cosecha, ya que recién comenzamos a clasificar. Los fardos que hice están un poco más pesados que el año pasado, por lo que estimo que ese tabaco va a ser más pesado”, añadió.
También reconoció que la actividad está bastante complicada pero que sigue siendo la más rentable hoy. “Me dediqué al citrus, tung y yerba mate, y puedo decirlo con certeza que el tabaco es lo más rentable. Aún tengo las plantaciones de citrus que anduvieron bien dos o tres años; ahora decayó mucho”, agregó Feltan.
“El clima afectó mucho este año al tabaco y muchos productores tienen mermas importantes de producción”, explicó.
Otra de las problemáticas del sector este año tiene que ver con la infraestructura en las chacras. “Los galpones están mal, los productores necesitan una buena instalación para salvar la cosecha. Pero es necesario que cuenten con ayuda porque no tienen ni para comprar chapas”, concluyó.

Se extienden los plazos de pago en yerba mate
Raúl Kosinski, de la Federación Agraria Argentina (FFA), denunció que se extienden los plazos de pago en yerba mate. “Las empresas que compran a secaderos y cooperativas tienen sus depósitos saturados con yerba canchada y por eso están comprando a plazos nunca antes visto”, advirtió.
“Algunos productores ven cheques a 30, 60, 90, 120 y hasta 220 días, mientras que otros sólo tienen la promesa de pago”, agregó. En esos casos, se paga al productor un monto en efectivo de casi $2 ($1,82 aproximadamente) y la diferencia ($2,45) a pagar en plazos más largos.
Kosinski señaló que la gran mayoría de los productores no están cosechando pero hay algunos que necesitan y por eso lo hacen. “También aparecen esos compradores desleales que ofrecen pagar al contado pero a un precio menor, unos 3,40 por kilo y hay algunos productores que aceptan esto para sobrevivir”, se lamentó el referente agrario. Asimismo, indicó que la FAA presentó ante el gobierno nacional un petitorio con los precios que debería tener el cultivo, en cuanto al costo de producción actual. “Ese valor ronda los $5,93 por kilo de hoja verde, estamos muy atrasados”, dijo.

Artículo visitado 319 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top