ola-de-calorrMientras los ríos han comenzado a bajar y sólo el tramo inferior del Paraná en Entre Ríos sigue creciendo, nuevas lluvias torrenciales se anuncian en la cuenca superior del Paraná. Desde ayer hay intensas precipitaciones en las costas del SE de Brasil, que no afectan a las playas de Río Grande do Sul, pero sí a las costas de Santa Catarina y Paraná, especialmente desde Itajaí hasta San Pablo, donde se esperan picos diarios de hasta 100 milímetros. Habrá una tregua mañana y el miércoles, y las lluvias continuarán intensas desplazándose entre San Pablo y Río de Janeiro entre el 14 y el 19 de este mes, lapso en el que pueden ocasionar avalanchas de lodo en los morros cariocas.

Tregua por zonas en Misiones
Este desplazamiento al Este del núcleo de lluvias intensas, generará una prolongada tregua sin actividad atmosférica en nuestra región, inicialmente interrumpida por alguna breve tormenta de verano y con un período sin lluvias desde el 16 al 24. Esta ausencia de precipitaciones, estará acompañada de una disminución de la nubosidad y de la humedad, que nos dejará cielos soleados en el mismo lapso. Con la baja presión al Este de Misiones, nuestra provincia estará dominada por vientos del Este que alternarán entre el SE y el NE. Esta condición tendrá algunos anticipos zonales, como hoy y mañana, que estará soleado y sin lluvias en la zona Sur, y con alguna llovizna al anochecer en zona Centro, en tanto que la zona Norte mezclará hoy lluvias intermitentes con momentos de sol y una breve tormenta vespertina mañana.

Miércoles y jueves con lluvias
El miércoles y el jueves el viento vendrá del Norte, y un frente cálido recorrerá la provincia de Norte a Sur, generando fuertes tormentas vespertinas y las lluvias propias de un frente cálido, esto es, moderadas e intermitentes con no más de 5 ó 10 milímetros por día. Volverá a aumentar la humedad y la nubosidad, y la alternancia de sol y nubes continuará hasta el viernes, ya con vientos del SE y con alguna lluvia débil y ocasional.

Período soleado y sin lluvias
A partir del sábado las lluvias se ausentarán de la provincia, al igual que la nubosidad. La humedad volverá a su rango normal por vez primera desde hace varios meses. Estas condiciones se mantendrán toda la próxima semana y recién se revertirán en la última semana del mes, cuando volverá el viento Norte, la humedad, y con ella las lluvias torrenciales a la provincia.

Pocos cambios de temperaturas
A diferencia de las condiciones del tiempo, las temperaturas tendrán pocos cambios en las próximas semanas. Esta semana, la mayor presencia solar en zonas Sur y Centro mantendrá las temperaturas máximas entre 32 y 34º, mientras que la zona Norte, con lluvias frecuentes todos los días, no pasará de 30 ó 31º de temperatura máxima. Son temperaturas moderadas como para considerarnos en una ola de calor, sin embargo la ola de calor se determina en función de las temperaturas mínimas, y estas no bajarán de 23 ó 24º y al no refrescar a la noche, seguiremos acumulando el calor en el organismo, y esto es lo que determina la presencia de una ola de calor.
A partir del viernes o sábado, las temperaturas mínimas descenderán a 20 y 21º, que son marcas templadas, y ya el calor no se sentirá tanto a pesar de que las temperaturas máximas aumentarán a 32 y 33º.

Radiación solar muy intensa
Otro aspecto importante es la radiación solar, hoy y mañana estará soleado y luego desde el sábado durante toda la semana venidera. Y estamos en pleno solsticio de verano, cuando los rayos del sol inciden casi verticalmente sobre nosotros, por lo que recorren menor cantidad de atmósfera antes de alcanzarnos y, en consecuencia, su intensidad es máxima.
Los especialistas recomiendan en estos días evitar exponerse al sol entre las 10 y las 17, y si no pudiera evitarse, colocarnos una crema protectora solar con un índice de 50 (mínimo) en las partes expuestas dos horas antes de la exposición y renovarla cada dos horas. Usar un sombrero de ala ancha que proteja el cuello y las orejas. Usar ropa liviana y clara, anteojos oscuros homologados con filtro UV. Comer liviano, de preferencia frutas y verduras, y tomar abundante agua (2 a 3 litros por día). No realizar actividades físicas al sol, y ante el primer síntoma (mareos, dolor de cabeza, agitación, náuseas, desgano, desmayo) ponerse a resguardo del sol, en lugar ventilado y consultar a un médico o dirigirse a la sala o al centro de atención médica más cercano: la atención rápida es esencial.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 395 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top