En medio de la desesperación, el joven arrojó el combustible pensando que era agua. De los tres heridos, uno murió ayer.

Un error motivado por la desesperación desató una tragedia impensada cuando un joven quiso apagar un incipiente incendio lanzando el contenido de un tacho sobre el fuego. Lo que el sujeto desconocía era que el recipiente tenía nafta y no agua, como creyó en principio.
A consecuencia del siniestro, tres personas resultaron con gravísimas quemaduras y fueron trasladadas al Hospital Samic de esta localidad. El director del nosocomio, Héctor González, confirmó que en las últimas horas se produjo el deceso de una de las víctimas, mientras que las restantes se encuentran con pronóstico reservado.
El lamentable episodio se registró el pasado 31 de diciembre, alrededor de las 22, en una propiedad de Villa Lindstrom donde funciona un taller mecánico.
Según se estableció, en el lugar estaba estacionada la moto de la hija del dueño del inmueble y el rodado perdía combustible por una fisura en el tanque. Dicha circunstancia habría pasado desapercibida para un amigo de la familia que esa noche estaba encargado de preparar el asado por la celebración de fin de año.
Fue así que al iniciar el fuego no tuvo en cuenta que había goteado y esparcido combustible por el piso del taller, y sólo se necesitó una chispa para desatar la tragedia.
El fuego avanzó por el local y el sujeto tomó un tacho creyendo que contenía agua para sofocar el incendio, pero en realidad era nafta utilizada para limpiar piezas mecánicas.
En consecuencia, el muchacho, su amigo y la dueña de la moto quedaron cercados por las llamas que rápidamente avanzaron sobre ellos, ocasionándoles gravísimas lesiones.
Los hombres sufrieron quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo, mientras que la chica vio afectado su rostro, cuero cabelludo y las vías respiratorias.
Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Samic en estado desesperante y en la víspera se confirmó el fallecimiento de Eduardo C. (22). En tanto, Roberto S. (21) y Claudia A. (20) continúan internados en gravísimo estado.
La joven fue trasladada al Hospital Madariaga de Posadas para tratar su cuadro con especialistas, ya que tiene comprometidas las vías aéreas. Además, dependiendo de su evolución, en una segunda etapa necesitará un arduo tratamiento estético por las quemaduras en el rostro.
90
Por ciento. De quemaduras registradas en el cuerpo de los dos hombres heridos, uno de ellos falleció ayer. Una chica es la tercera víctima, quien sufrió quemaduras en el rostro y está internada en Posadas.

Artículo visitado 684 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top