642cfa04d5b9b23db3297926c41e94a1Dentro del predio, es una empresa privada la que presta el servicio. La gestión municipal anterior tendría una deuda con la prestataria. Esperan poder resolver porque “nosotros pagamos por el servicio”, dijeron los comerciantes.

Los comerciantes que ocupan los puestos en la terminal de ómnibus de Oberá se mostraron preocupados por los rumores de cambios en el servicio de seguridad. Los comerciantes de los distintos puestos confiaron que se sienten preocupados por esta situación ya que según se enteraron, la gestión anterior tendría una deuda con la empresa privada y cambiarían el servicio por un sereno municipal.
Una empresa de seguridad privada es la que tiene a su cargo la tarea en todo el predio las 24 horas del día. Labor que presta con cinco empleados que van rotando, cumpliendo turnos. Sin embargo, la deuda que mantiene el municipio con la misma, pondría en riesgo la continuidad de la relación.
“Nos llegaron versiones de que se cortaría el contrato con la empresa y pondrían un empleado municipal que cumpla la función de sereno. No estamos para nada de acuerdo y aguardamos que nos consulten antes de tomar una determinación. Pagamos regularmente el alquiler por lo que no aceptamos el recorte, expresaron los comerciantes.
Desde que se inauguró la terminal, en el 2010, presta el servicio la misma empresa. “Conocemos a los empleados, son muy responsables, preparados y serios. Hasta el momento no se registraron inconvenientes. Las veces que fueron necesarias actuaron rápidamente, no tenemos quejas” señalaron.
El personal de seguridad está capacitado y tiene la atribución de detener a la persona que cause algún perjuicio, o sea sospechosa, antes de llamar a la Policía. En cada caso se labra un acta y luego queda a disposición de la fuerza pública.
“Es real que existe una deuda. La gestión anterior no pagó desde octubre. Estuvimos reunidos con el intendente y el secretario coordinador, nos dijeron que tienen intensiones de pagar, pero nos pidieron paciencia, la idea es pagar en seis meses y continuar con el servicio”, aseguraron desde la empresa a PRIMERA EDICIÓN.
Movimiento similar al año pasado
Las empresas del transporte de pasajeros de Oberá, trabajaron con similares alcances a la misma época del año pasado. Las líneas dentro de la provincia circularon abarrotadas de pasaje, mientras que las de larga distancia tuvieron en algún caso menor demanda y otras superaron el número de usuarios de las fiestas de fin del 2014 e inicio del 2015.
Empleados de las boleterías de Crucero del Norte y Singer coincidieron en que el movimiento fue intenso. “Trabajamos a pleno, con varios refuerzos, mayor al año pasado”, expresaron a este diario.
Mientras que la empresa Río Uruguay desde Oberá tuvo la misma actividad que cualquier fin de semana. “Fue normal, yo diría pobre, no necesitamos refuerzo desde acá, fue como si fuera un fin de semana cualquiera”, explicó la encargada de boletería.
Según la empleada de la empresa Vía Bariloche los días de fiestas trabajaron con tranquilidad “no hubo demandas superiores, hasta el ánimo del pasaje fue tranquilo, sin el nerviosismo de otros años”. En ese sentido coincidieron otras con menor frecuencia como Capital del Monte.

Artículo visitado 311 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top