La Parroquia Cristo Rey de Oberá continúa con la campaña solidaria «Una caja de zapato llena de amor» en plena época navideña. Se trata nada menos de entregar a la comunidad una caja de zapato forrada llena de pequeñas sorpresitas, pero por sobre todo, cargadas de puro AMOR.
La semana pasada publicamos la convocatoria que realizaba esta comunidad religiosa de nuestra ciudad, en donde se solicitaba a las familias obereñas que se acercaran a la parroquia con una caja de zapatos forrada y con varios elementos en su interior, con el objetivo de destinarla luego a niños en condiciones de pobreza.  Con el transcurso de los días nos enteramos que la respuesta fue grande y que pronto tuvieron una gran cantidad de cajas para ser repartidas.
La idea es sencilla, se trata de que una familia con sus hijos junten estos elementos y forren una caja usada de zapatos, luego decidir si será para un niño o para una niña, luego dentro de la caja pueden colocar cuantos elementos quieran, lo principal son estos ítems: Un juguete pequeño (ej. Un peluche, una muñequita, un autito, o un rompecabezas, etc.), algo que el niño/a pueda usar (ej.Algo para el cabello, o una gorra, lentes, medias, o una remerita, etc.), algo didáctico (ej. Un librito de cuentos, colores, una cartuchera con útiles, etc.), un elemento de higiene personal (ej. Una pequeña toallita con un jabón, o un cepillo de dientes con pasta dental, o un perfume para niños, etc.) y finalmente, algo comestible (ej. Galletitas dulces, chocolates, o dulces de cualquier tipo, etc.).
El pasado sábado 19, en una misión de navidad parroquial, fueron entregadas las primeras cajas llenas de amor. Voluntarios de la comunidad del Verbo Divino recorrieron las calles de los barrios cercanos entregando todo este sentimiento en forma de un obsequio. La respuesta: una sonrisa de un niño o niña.
«Fue muy grande la respuesta a este proyecto parroquial, agradecemos a todos los que con todo su amor colaboraron con sus cajas hechas en familia. A los que nos dieron una mano difundiendo, a los que nos facilitaron cajas de zapatos, papel de regalo, moños y cintas», comentaron desde la organización. Carlos Alberto Cardozo, miembro de la comunidad, explicó que «la idea era hacer algo diferente, y surgió este proyecto en el seno de la comunidad de la parroquia. Junto a los jóvenes pudimos llevarlo a cabo».

La campaña continúa hasta el 6 de enero
Los que aún quieran seguir sumando sus cajas, se siguen recibiendo hasta el 6 de enero, esta vez destinadas a los niños de nuestras comunidades Aborígenes. Los que quieran ayudar donando cajas de zapatos, papeles o cosas para decorar las cajas, o algunos de los ítems de arriba mencionados, o las cajas forradas con todo adentro, pueden comenzar a hacerlo desde ya pueden comunicarse con los
miembros del grupo misioneros o en secretaria parroquial de la Parroquia Cristo Rey, ubicada en calle Estanislao del Campo y Colombia del barrio Loma Porá.

Artículo visitado 362 veces, 1 visitas hoy

Pregón Misionero


Categorías: Destacado Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top