Tensión y reproches cruzados se sucedieron ayer durante una acalorada reunión que mantuvieron los integrantes de la lista Blanca, mayoría en el Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), donde habrían acordado la continuidad de Romeo Schwengber al frente de la entidad.
El propio presidente anticipó que recién hoy oficializará su decisión al respecto.
La semana pasada, Schwengber aseguró que fue presa de un “rosqueo político” que habría sido pergeñado para desdibujar la figura del ex secretario, Rafael Pereyra Pigerl, quien quedó relegado a vocal segundo en el nuevo organigrama del cuerpo.
“Me sacaron a mi mano derecha”, graficó entonces, al tiempo que mencionó que se tomaría el fin de semana para analizar su futuro.
El conflicto interno se suscitó cuando tres consejeros de la lista Blanca -Raúl Silvero, Roberto Pauluk y Luis Bernal- votaron a favor de posicionar a Gustavo Mattos y Daniel Novak como secretario y tesorero respectivamente, ambos de la lista Verde.
“La elección se resolvió con una lista previamente elaborada y no llegué a determinar cómo fue dilucidada, podría existir complot”, disparó el titular de la Celo. Como contrapartida, se alineó con Pereyra Pigerl y Pedro Andersson, vocales del Consejo.
Según trascendió, en la reunión de la víspera, el sector disidente habría acordado reposicionar a Pereyra Pigerl en el cuerpo para consensuar la continuidad de Schwengber.

Artículo visitado 141 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top