Los delincuentes aprovecharon un horario en el cual los dueños de casa no estaban, lo que demuestra que hubo inteligencia.

Oberá. Delincuentes ingresaron a una vivienda ubicada sobre la calle Don Bosco de Oberá y, tras revolver todo el inmueble en busca de objetos de valor, lograron llevarse un botín cercano a los 100 mil dólares (alrededor de un millón de pesos al cambio de la moneda oficial) y una notebook.
La familia descubrió que el lamentable episodio habría ocurrido entre las 20 y las 23 del viernes pasado, momento en el cual ellos habrían salido a cenar por la ciudad.
Al respecto, fuentes policiales señalaron que la denuncia del robo fue radicada por un locutor local identificado como Juan Esteban G. (57), quien relató en la seccional Segunda, que personas desconocidas habrían ingresado a su domicilio y le habían robado la importante suma de dinero.
Según las declaraciones del hombre, los malvivientes habrían utilizado alguna herramienta para cortar unas rejas y romper el vidrio de una ventana. Tras lo cual habían logrado ingresar al interior del domicilio y se apoderaron de una suma de dinero cercana a los 100 mil dólares, que tenía ocultos en un placar dentro de una de las habitaciones del domicilio y también se habían llevado una notebook.
Según consta en la misma denuncia, el lamentable episodio habría ocurrido cuando el denunciante junto a los integrantes de su familia habían salido de la vivienda, entre las 20 y las 23.
En este contexto, los pesquisas reconocieron que sospechan que los delincuentes habrían hecho un trabajo de inteligencia previa sobre los movimientos de la familia, aprovechando el momento en cual habían salido de esta para cometer el atraco.
Las fuentes consultadas también indicaron que, de acuerdo al modus operandi, los delincuentes serían de la zona, habrían ingresado al domicilio al azar y dentro de la vivienda, tras revisar los muebles y buscar objetos de valor, se habrían encontrado con la importante suma de dinero dentro de un cajón en un placard.
Otra de las razones que orientan a la investigación hacia delincuentes al azar, es la insitencia del damnificado en señalar, que no habría comentado con nadie de su entorno sobre el monto de dinero que tenía oculto en su vivienda.
Tras la denuncia, los efectivos de la comisaria local junto a la Brigada de Investigaciones, dependientes de la Unidad Regional II, comenzaron con las investigaciones para lograr dar con el paradero del o de los delincuentes.
Por otra parte, la División Criminalística trabajó en el lugar, en la búsqueda de huellas y rastros que permitan obtener pistas sobre los autores del hecho.
Las fuentes consultadas, señalaron que ayer en horas de la tarde, se habían realizado una serie de allanamientos, pero todos con resultados negativos.
Los investigadores señalaron que la víctima es oriunda de Buenos Aires, vive en la zona del robo hace un par de meses y se había mostrado muy “quebrado”, tras la situación que le había tocado vivir.
El caso es atendido por la Policía local, con intervención del juzgado de Instrucción Dos de Oberá.

Artículo visitado 501 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top