El sujeto, que está detenido, mantenía una mala relación con sus tíos, al punto que hace tres años lesionó gravemente a Sergio Afanasiuk (66). En su poder, se habría hallado un teléfono de una de las víctimas.

Los investigadores del robo a los hermanos Afanasiuk no tienen dudas: el principal sospechoso y pieza clave sería un sobrino que conocía los movimientos de las víctimas y, al menos, habría aportado precisos datos a los delincuentes. Tampoco se descarta que haya participado en el violento asalto perpetrado a mediados de noviembre en la chacra del paraje Bayo Troncho, municipio de Los Helechos. En poder el sujeto se habría hallado un celular de una de las víctimas, indicó una fuente del caso.
El imputado fue identificado como Víctor Guillermo L. (35) y permanece detenido junto a Luis Armando A. (28), el segundo implicado, quien tiempo atrás habría sido empleado de las víctimas. En las horas posteriores al hecho la Policía detuvo a seis personas, de las cuales sólo los citados continúan ligados a la causa.
Tal como informó este diario, desde un principio la investigación apuntó hacia el sobrino de las víctimas porque mantenían una mala relación, al punto que hace tres años el sujeto lesionó gravemente a Sergio Afanasiuk (66), quien desde entonces padece serios problemas de cadera y actualmente se halla en tratamiento.
Incluso, en su declaración el sexagenario comentó que uno de los encapuchados que irrumpieron en su domicilio le propinó un “planazo” con machete justo sobre lesión que lo tiene a mal traer.
Ocurre que Afanasiuk ya fue operado por el problema de cadera y su cuerpo rechazó la prótesis, por lo que desde hace meses se halla a la espera de una nueva intervención. Mientras tanto, sigue con tratamiento y la herida le produce dolor, dato que evidentemente conocían los ladrones.
Ahora, la Justicia trata de dilucidar si el familiar actuó como entregador o también participó del atraco. Tampoco fue el primer hecho violento que sacudió a la familia, ya que hace 27 años una cuñada de los Afanasiuk fue asesinada en ocasión de robo en una chacra lindera.
En tanto, trascendió que los hermanos Lidia (69) y Sergio Afanasiuk (66) pretenden constituirse como querellantes en la causa, para lo cual ya disponen de la asistencia de un abogado local.
Por otra parte, las víctimas se mostraron contrariadas por la versión oficial que hicieron circular desde la Unidad Regional II sobre el monto del robo.
“No sé con qué intención, desde la Policía dijeron que los ladrones se llevaron 130 mil pesos, cuando en realidad fueron más de 500 mil. Aparte, la señora estuvo una semana internada por los golpes, lo que marca la saña de los delincuentes”, agregó un allegado.
El hecho se registró el miércoles 11 de noviembre por la noche, alrededor de las 21, cuando al menos seis encapuchados irrumpieron en el lote 128 y, tras reducir al cuidador, accedieron a la vivienda de los hermanos Afanasiuk, quienes fueron golpeados y torturados hasta que confesaron la ubicación del dinero.
Los malvivientes amenazaron con cortarle la lengua al dueño de casa, quien al resistirse sufrió un corte en un dedo de la mano derecha.
Precisamente, los sexagenarios fueron quienes sufrieron el mayor castigo, mientras que el casero Marcelo Caballero (26), su concubina y sus dos pequeños hijos resultaron ilesos. Recién a las 7 del jueves, cuando Caballero logró zafar de las ataduras, pudo buscar auxilio y notificó a la Policía de lo sucedido.

Artículo visitado 218 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top