inundadaEl desborde de los arroyos debido a las lluvias dejó una secuela difícil de paliar. Suman 450 las familias afectadas en Oberá. Muchos damnificados sufrieron la pérdida total de sus casas y esperan la reconstrucción.

El desborde de los arroyos ante las fuertes lluvias dejó una secuela difícil de paliar, sobre todo para los habitantes de la zona Centro. En Oberá, por ejemplo, había un total de 450 familias afectadas. En la víspera aún se contabilizaban unos 200 evacuados en diferentes centros.
Si bien el agua bajó, la mayoría de los afectados sufrió la pérdida total de sus casas y aguardan la reconstrucción comprometida por el municipio. En el polideportivo municipal se hallan 133 personas que recibieron ropa y son asistidos con alimento.
Los sectores más afectados por los desbordes de los arroyos Tuichá y Mbotaby fueron los barrios San Miguel, Cien Hectáreas, Sapucay, Tres Esquinas, Villa Martos, Tuichá, Kilómetro Cero, Villa Stemberg, Ecológico y Villa Gunther.
En diferentes sedes se reciben donaciones para los afectados las inundaciones, al tiempo que el pronóstico del tiempo no es alentador y se prevén más lluvias.
Entre las prioridades se requiere alimentos, colchones, pañales y agua en botellas, puesto que en muchos barrios desbordaron las letrinas y contaminaron los pozos.
Se reciben donaciones en la oficina de la Dirección de Familia y Niñez, o en el Departamento de la Mujer, ubicados en calle Córdoba y San Martín (ex IPS), durante todo el día en horario de corrido.

El peor momento de Silvana
“Cada vez que se nubla me da miedo y, para colmo, la lluvia no para”, expresó Silvana Ramírez (32), vecina del barrio Tuichá que sufrió el derrumbe de una pared de su vivienda a consecuencia de la inundación del lunes.
Su rostro carga una tristeza inocultable, aunque reconoció que tiene que ser fuerte por sus cinco hijos que la necesitan más que nunca. El agua ascendió casi un metro y medio dentro de su casa y produjo daños irreparables en los electrodomésticos y los muebles, arruinó colchones, mercadería y hasta los útiles de los chicos.
La familia reside sobre la cuenta del arroyo Tuichá -que da nombre al barrio-, uno de los sectores más afectados por el anegamiento que perjudicó a un total de 450 familias en esta localidad, según datos suministrados por la Municipalidad de Oberá.
“Nosotros quedamos encerrados por el agua que venía subiendo del arroyo y la enchorrada que bajada de la autovía. Por eso, cuando quisimos salir para el lado de la calle, nos encontramos que no había salida. Fue horrible mirar cómo el agua arruinaba todo y nosotros sin poder hacer nada”, reflexionó angustiada.
Recordó que después de la crecida del 1 de enero los vecinos reclamaron al municipio obras de canalización para evitar el desborde del arroyo, aunque pasaron los meses y no hubo soluciones.
Al respecto, Ramírez mencionó: “El puente de la calle Río Colorado no da abasto para desagotar el arroyo cuando viene crecido, por eso tendrían que ensanchar y colocar tubos más grandes. Aparte tienen que canalizar mejor el desagote de la autovía”. La fuerza del agua fue tal que derribó la pared del fondo de la casa de la mujer, que ahora ve con incertidumbre el futuro por los costos de los materiales de construcción. “Estuvimos ahorrando mucho para construir de a poco la casa y en un ratito el agua tumbó todo”, lamentó.

Dolor y reclamos
En otra punta de la ciudad, en el denominado barrio Club de Cazadores, sobre la ruta nacional 14, entrada la mañana de ayer la familia Maidana aún no había recibido ningún tipo de ayuda por parte de la comuna, una situación que se reiteró en varios sectores. Fabián Maidana indicó que “el problema se solucionaría con unos tubos que canalicen el agua, pero hace años que pedimos y no tenemos suerte. Nosotros hacemos unas canaletas, pero no alcanza a desagotar”.
Alerta naranja y prevención

Desde la Oficina de Prevención de Desastres Naturales (Opad) informaron que la alerta naranja se mantiene hasta mañana. Medidas preventivas:

Prevención ante inundaciones
* Si puede escape del lugar. Si no puede, suba a techos o árboles resistentes.
* Trate de alejarse de postes del tendido eléctrico y de objetos que puedan ser arrastrados por el agua.
* No se resguarde en vehículos y pida ayuda inmediatamente.
* Si cae al agua trate de mantenerse a flote sujetándose de objetos flotantes.
* Si vive en un área propensa a inundaciones procure reubicarse en áreas más seguras.

Prevención ante lluvias intensas.
* Permanezca en su casa o lugar seguro.
* No intente cruzar calles o avenidas, la topografía de la ciudad permite que se produzcan fuertes correntadas de agua.
* Evite conducir, si lo hace hágalo con luces encendidas, cinturón colocado y velocidades permitidas.
* No arroje basura a la calle, obstruyen las alcantarillas y desagües pluviales.
* No intente hacer actividades en el río o los arroyos

Artículo visitado 308 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top