passa-la-cquaSin descuidar el trabajo político de cara al 22 de noviembre, el gobernador electo Hugo Passalacqua comienza a definir la impronta que tendrá su Gobierno y los hombres y mujeres que lo acompañarán en su gabinete. Ya definió la creación de los ministerios de Deporte, que estará a cargo de Rafael Morgenstern y de Industria, a cargo de un “académico” para promover un proceso de valor agregado de las materias primas, además de una secretaría de Energía, que se encargará de la planificación y un Banco de Fomento para potenciar las actividades productivas a través de un fideicomiso.
No serán las únicas novedades en el Gabinete, ya que el flamante gobernador electo planea cambiar más de la mitad de los ministros. “La sociedad votó eso. Renovar la Renovación, modernizar la política. Debe haber un cambio, no maquillaje, porque se necesita cambiar hasta la propia energía, aunque también haya que retener la experiencia de muchos funcionarios. Los que se integrarán no todos fueron candidatos y los que se irán no es por malos, sino porque, con la legitimidad de las urnas, se abre el espacio para otra evaluación política y hay que darle espacio a los más jóvenes”, analizó.
Passalacqua asegura que la impronta de su Gobierno será la profundización del rumbo de la Renovación, además de correcciones en donde cree que hacen falta. “Hay un término, overlapping, que significa sumar a lo anterior”, explicó. En esa línea, fortalecerá la política de viviendas, “siendo la provincia que más construye en el país”, robustecerá el turismo interno y social para que los misioneros puedan viajar a otras provincias, mientras se consolida el atractivo para el turista de alta gama, la inclusión a través del deporte y un trabajo intenso con los barrios “que pasan una situación delicada, que excede a los municipios”, explicó en una entrevista concedida anoche a Debate sobre el Futuro, el programa político de Misiones On Line que se emite por Cablevisión Posadas.
El actual vicegobernador destacó el “asombroso” respaldo de los misioneros que le permitió a la Renovación de forma inédita, alzarse con el triunfo en los 75 municipios y quedarse con las cuatro bancas de diputados nacionales en juego, además de catorce de 20 en la Legislatura provincial. “Nos llena de responsabilidad, pero no de soberbia, no hay que creersela, es mucha mayor responsabilidad. Todos los sectores apoyaron este proyecto, ya que no fue un triunfo sólo geográfico, sino que recorrió diversos sectores, fue voto rural y urbano. Hay que devolver con trabajo”, aseguró.
También advirtió que el respaldo social premió la coherencia política, aunque no quiere decir que “todo está bien, pero en doce años, algo hicimos”.
“Aparecen jóvenes emergentes, sectores nuevos de la política y otros que fueron rechazados porque no hicieron bien los deberes”, indicó.
Otro detalle que hizo notar es que en una provincia donde la mayor parte de la población es joven, “hubo un voto hacia el futuro”.
“Es un voto que vale doble y con una carga emotiva y política muy fuerte”, expresó.

El máximo para el 22
Passalacqua pospone los anuncios definitivos para después del balotaje, a sabiendas de que muchas de sus proyecciones estarán condicionadas por el resultado de las elecciones presidenciales donde se enfrentarán en segunda vuelta a Daniel Scioli y Mauricio Macri.
“Scioli ganó. Se esperaba más, pero ganó. Sacó 450 mil votos más que Macri en Buenos Aires, así que más allá de las internas, arranca en la pole”, argumentó.
“Hay que poner el máximo esfuerzo para que gane, porque creemos que es el mejor para Misiones, porque tiene una visión federal, de defensa de las economías regionales, de apoyo a los sectores marginados. No en vano ganó en casi todas las provincias del país. Macri se impuso en el eje del centro, que se ha potenciado mucho en estos años. Pero está claro que en una política de ajuste de Macri o acordando el pago a los Fondos Buitres, Misiones será una de las olvidadas”, analizó.
“Inexorablemente seremos marginados, remaremos, pero la gente común, la que trabaja, la que tiene una pequeña empresa, la va a pasar mal”, aseguró.
Passalacqua sostuvo que el PRO mutó su mensaje en el último tramo de la campaña para ocultar las políticas de ajuste que “están en su ADN” con la concepción del libre mercado.
“En Misiones cuando se inició la Renovación en 2003 había 900 obreros de la construcción. Hoy hay trece mil. Si la Nación deja de enviar recursos, habrá doce mil familias sin empleo. Eso es lo que se pone en juego”, afirmó.

Passalacqua convocó “al voto patrio”. “No importa si nos votaron a nosotros o no. Eso ya pasó. Se necesita un voto misionerista, para poder sobrevivir. Sus dirigentes ya dijeron que las provincias opositoras van a tener problemas, porque van a favorecer a las provincias que le votaron”, afirmó.

Artículo visitado 273 veces, 1 visitas hoy

Misiones Online


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top