IMG-20151101-WA00001Anoche, efectivos de la División Homicidios de la Policía de Misiones y detectives de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial allanaban un predio de Oberá en el marco de la causa por el hombre al que encontraron calcinado en el baúl de un auto en las afueras de Leandro N. Alem.
Hasta ahora, para los investigadores el cadáver pertenece a Nicolás (34, foto), un bonaerense que se dedicaba a la venta de carne para un frigorífico y residía en Alem.
Ayer, los pesquisas allanaron un comercio obereño dedicado precisamente a la venta de carne.
La Capital del Monte era uno de los destinos que Nicolás solía frecuentar para comercializar los productos que ofrecía. Al cierre de esta edición, la pesquisa continuaba.
Pese a que no se determinó aún la identidad, por las redes sociales comenzaron a circular publicaciones de amigos de quien sería el sujeto hallado calcinado dentro de un vehículo días atrás. Los forenses solo pudieron tomar muestras para un eventual cotejo de ADN. En el allanamiento a la casa de la presunta víctima no encontraron nada revelador. La hipótesis más firme sigue siendo que se traba de un vendedor de carne bonaerense.
Los investigadores empezaron a reconstruir los movimientos del vendedor de carne que presume es la víctima. Hasta ahora no han encontrado elementos de peso que orienten hacia los presuntos autores del hecho.
Tampoco se ha determinado todavía si el hombre estaba fallecido cuando lo encerraron en el VW Bora, que prendieron fuego el sábado por la noche a unos 1.500 metros de la ruta nacional 14, camino al paraje El Chatón.
El sábado se realizó la autopsia, pero más que preservar muestras para un ADN no se pudo hacer. Era tal el estado del cuerpo, que el Cuerpo Médico Forense no logró determinar si lesiones previas al fuego causaron el deceso.
El coche en cuestión está a nombre de Nicolás (34), un hombre bonaerense con domicilio en Leandro N. Alem que se dedicaba a vender carne en la zona. Trabajaba para un frigorífico y solía moverse desde Oberá hasta Aristóbulo del Valle. Quienes trataban con él declararon que nunca escucharon que tuviera problemas y consideraron que era una persona trabajadora.
El viernes, Nicolás habría salido a trabajar como siempre. Nunca volvió. Se cree es el hombre que apareció calcinado en el baúl del Bora.
En la residencia que alquilaba, los investigadores incautaron dinero y algunas sustancias alucinógenas.

Artículo visitado 989 veces, 1 visitas hoy

Misiones Online


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top