22b7adf123baa144e3547abcf982ef4eEl sábado se realizó el primer encuentro de rappel en cascada que convocó a deportistas y aficionados por los deportes extremos. Para fines de noviembre, se montará la estructura para tirolesa y arquería.

El Salto Berrondo en Oberá es un atractivo natural en sí mismo. Con más de doce metros de altura, es el lugar perfecto para rappel en cascada, una alternativa para disfrutar de la selva misionera.

“Se trata de una de las actividades más solicitadas por los aficionados a los deportes extremos”, puntualizó el creador del proyecto, Walter Fernandez, del Grupo Emprendimientos Turísticos.

El primer encuentro se realizó el sábado pasado y convocó a deportistas y aficionados que llegaron desde distintos puntos atraídos por este deporte que genera una sensación única y además, reúne a cada vez más deportistas en Misiones.

“Hicimos la inauguración y poco a poco la gente se va enterando, preguntan y se acercan” resumió el organizador.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, Fernandez adelantó que el proyecto además, incluirá en los próximos días, una de las actividades más antiguas del hombre: la arquería.

“El Parque ofrece actividades de distintos tipos. Deportes extremos pero también, para aquellos que quieren algo más tranqui, como la arquería. Lo que apuntamos es que se ofrezcan actividades destinadas al público en general”.

Y agregó: “También estamos montando las estructuras para tirolesa en el lago. Que es otra de las actividades que piden mucho, en especial los turistas. Todo esto estará listo para los próximos días, calculamos, fines de noviembre”.

Un equipo especializado

Cada una de las actividades se encuentran supervisadas por el instructor Mariano Mayol, de la empresa El Último Grito Aventuras, quien instaló las estructuras en el Salto Berrondo. Sin embargo, antes de montar el armazón se supervisó la zona, con el fin de no afectar a la fauna existente.

Mayol señaló a PRIMERA EDICIÓN que antes de comenzar las actividades se realiza un curso de capacitación e instrucciones para guiar a quienes deseen descender el Salto.

Además, cada descenso es acompañado por un equipo que orienta al participante.

Los visitantes, que son cada vez más los que se animan a hacer este deporte extremo suelen experimentar temor durante el primer descenso en su primera experiencia.

Siguiendo a Mayol, en su mayoría “evitan mirar hacia abajo ya que la adrenalina es muy fuerte”. Sin embargo, aseguró que “ayudamos a la persona a superar ese miedo. Pero lo más importante es que se sientan seguros”.

Para los universitarios

Otro de los proyectos en vista de este equipo está destinado a las universidades, puntualmente a la carrera de Profesorado en Educación Física.

De acuerdo a Fernandez “vamos a lanzar un plan en conjunto para dar cursos de rescate en altura a cargo de Mariano, que es el especialista en deportes extremos”.

Tirolesa y rappel

Desde abril se inauguró el Parque Recreativo de aventura y juegos en Oberá: “Ofrecemos desde pelotero a circuitos en cuatriciclos y botes en el lago, que son a pedal”, enumeró Fernandez.

Sin embargo, para los próximos días se preparan para comenzar con las nuevas actividades como arquería y tirolesa en el lago.

Esta última, también llamada canopy o tirolina, está integrada por una polea instalada con cables que tienen una cierta pendiente. De este modo y por acción de la gravedad, la persona se desliza por un cable mientras se sostiene de la polea.

Artículo visitado 177 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top