La Jefatura decidió el traslado de dos efectivos. En su defensa, éstos habrían declarado que «el propio jefe arregla con los infractores». No se descarta el relevo de superiores.

En el marco del sumario administrativo que investiga presuntas irregularidades cometidas por personal de la División Seguridad Vial de esta localidad, la Jefatura de la Policía de Misiones ordenó el traslado de dos uniformados a otras dependencias de la jurisdicción.
Se trata de dos efectivos, un sargento y un cabo, quienes el martes fueron notificados de sus nuevos destinos en comisarías de la Unidad Regional II.
Si bien hasta el momento las medidas implicaron a subalternos, fuentes del caso anticiparon que en las próximas horas podría producirse el relevo de oficiales superiores, al menos hasta tanto se establezcan las responsabilidades del caso.
En tanto, explicaron que los traslados ordenados corresponden a personal que redactó o tuvo contacto con algunas actas de infracción que no habrían sido elevadas en tiempo y forma al Tribunal de Faltas municipal, único órgano de juzgamiento de las multas de tránsito.
De todas formas, puntualizaron que la magnitud del escándalo alcanzaría a los estratos superiores de la dependencia, para lo que será clave la declaración del personal implicado en el sumario. Al respecto, subalternos habrían señalado que “el propio jefe arregla con los infractores”.
Entre las irregularidades detectadas se halló la redacción de actas provisionales que no se ajustan a los parámetros fijados por la Ley Nacional de Tránsito. Por ello, la semana pasada la Jefatura de Policía ordenó la instrucción de un sumario administrativo.
Sobre las actas confeccionadas por la Policía hace varios meses y que no aún ingresaron al sistema municipal, generando serias suspicacias y sospechas de coimas, el juez de Faltas de Oberá, Francisco Sá, fue contundente: “Si no se carga en el sistema, la infracción no existe”.

Posible cohecho
El magistrado explicó que las actas de infracción se remiten a la Dirección de Inspección General de la Municipalidad, donde se cargan al sistema y después pasan al Tribunal de Faltas.
“Pero algunas no llegaron y datan de hace varios meses, lo que preocupa y llama la atención”, reconoció el magistrado.
Por otra parte, comentó que a fines del mes pasado mantuvo una reunión con personal de Tránsito de la Municipalidad y Seguridad Vial de la Policía, y uno de los temas abordados fue las actas provisionales, ya que si bien la Ley de Tránsito tiene un artículo que habla de éstas, su alcance es muy limitado y se aplica en los casos en los que corresponde la retención de vehículos que no cumplan con las exigencias de seguridad reglamentaria, exceptuando a los transportes de carga y pasajeros.
“Les pregunté por qué se denominaban así, porque son algo nuevo para nosotros, y me dijeron que lo hacían así porque estaban cumpliendo órdenes”, agregó.
Hasta el momento, según confirmaron fuentes del caso, se constató que al menos una decena de actas de infracción no fueron remitidas por la Policía al Tribunal de Faltas en tiempo y forma, lo que supone alguna irregularidad.
Incluso, mencionaron que en los últimos meses se registraron varias situaciones al menos sugestivas, como ser la demora en la recepción de multas a conductores que se presentaron ante la autoridad de juzgamiento.
De corroborarse las irregularidades detalladas, los responsables podrían ser pasibles a los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho y desfalco al Estado.

Artículo visitado 244 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top