e264d2fa471877aa95dcaaffa821beb1En las redes sociales la gente explotó de bronca por las “prioridades” del oficialismo. Desde la oposición buscan saber el total abonado en los 26 “Música x Todos”.

Desde hace tiempo se sospecha que el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (Iplyc) utiliza en forma arbitraria los fondos recaudados a través del juego en la provincia, pero la realidad superó a la imaginación la semana pasada, cuando un desencajado Eduardo “Balero” Torres, presidente del organismo, se vio obligado a mostrar ante las cámaras una fotocopia de la factura de pago del anticipo por el megashow del bachatero Romeo Santos que, por ahora, no se llevaría a cabo en Misiones.

Tres millones cien mil pesos como seña del cachet del artista abonó “Balero” a una reconocida productora para realizar el supuesto “festival solidario” en el que, contradictoriamente, la gente adquiere su derecho al show llevando alimentos no perecederos para las familias pobres de la provincia.

El conocimiento de las cifras (mantenidas siempre en reserva por el organismo desde que realiza los fastuosos “Música x Todos”) generó un fuerte repudio de la comunidad y de los sectores políticos de la oposición. La gente, a través de las redes sociales, volvió a reaccionar en contra del oficialismo y su cuestionable sentido de las prioridades en la gestión.

Las críticas no atacaron la supuesta falta de seriedad de las contrataciones del Iplyc, sino el monto de 6.200.000 pesos que el Gobierno estaba -o está- dispuesto a pagarle a un cantante por un poco de show.

Del lado de la oposición, el cuestionamiento fue feroz y hasta se anticipó que habrá presentaciones en la oficina de Acceso a la Información Pública para que Iplyc Confort detalle cada uno de los contratos con los cantantes que arribaron a la provincia en el marco de este festival, los montos abonados y las facturas correspondientes.

Por ahora, Torres sólo pudo anticipar que “confía” que la productora Fénix cumpla con el compromiso de traer al bachatero, pero por las dudas, ya retiró todas las publicaciones que anunciaban el megashow de la página oficial del “Música x Todos” en Facebook.

Ya pasaron las 24 a 48 horas que se pusieron como término en el Iplyc para anunciar una respuesta formal de la productora y la incertidumbre sigue latente, en especial por el destino de los tres millones de pesos puestos en juego.

También, y casi por causalidad, el incidente dejó en una desventajosa posición a Torres, que apenas días antes asistió a la Comisión de Presupuesto en la Legislatura para defender el cálculo de gastos y recursos del Iplyc en 2016. Frente a los legisladores aseguró que sólo se gastaron unos quince millones de pesos en los festivales de 2007 en adelante, cifra que quedó ridiculizada por la realidad de los seis millones que ahora se destinaron a una sola figura.

“Millones de la vergüenza”

El diputado provincial Claudio Wipplinger (Trabajo y Progreso) no se quedó atrás y apenas conocido el monto total que el Gobierno está dispuesto a pagar por un show, lamentó “el doble discurso del oficialismo que desconoce las cifras de pobreza y de indigencia, y decide tirar seis millones en un espectáculo que de ninguna manera es prioritario”.

“Es una burla para la gente que habita en los 72 asentamientos de Posadas que en esta misma ciudad se convoque a un show al que hay que llevar alimentos para la gente pobre”, agregó, y finalizó contundente: “Creo que llegamos al colmo de la indecencia, a lo más bajo de la manipulación de las necesidades de la gente y la negación de su condición económica y social porque al no reconocer la pobreza no se la atiende, y al extremo de manejar el dinero público de una manera muy turbia”.

El diputado nacional Luis Pastori, dijo que “es una vergüenza pagar 3 millones de adelanto por 50 minutos de show, cuando más de la mitad de los vecinos de Posadas no cuenta con servicio de cloacas, agua potable y luz eléctrica”.

Además, señaló que el Gobierno oficialista “se burla de los misioneros que salen a ganarse el pan todos los días, despilfarrando tanta plata”, con la excusa que se trata de un evento a beneficio. “La gente no puede vivir de migajas y de la beneficencia de un Estado que no se hace cargo de los problemas reales. Los posadeños, y los misioneros en general, necesitan fuentes de trabajo para satisfacer sus necesidades básicas y vivir dignamente, no una bolsa de mercadería que les aguanta dos días y mucho menos el despilfarro grosero y obsceno de un show de millones donde hay tanta pobreza”, disparó.

Artículo visitado 127 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top