miniprintSe exhiben más de 250 trabajos de todo el país y hasta de Egipto. Participan alumnos de diferentes niveles educativos.

Variedad de estampas y técnicas es lo que se puede apreciar en la décima exhibición de arte MiniPrint de la Tierra Colorada. La muestra se inauguró el martes en el Museo de la Facultad de Arte y Diseño de Oberá (Tinogasta y Rauch) y continuará hasta el próximo viernes 23. En ella se pueden ver trabajos de alumnos de todo el país y algunos que llegaron desde Egipto y Chile.
La muestra se denomina Monstruos urbanos y desde la organización indicaron que la propuesta planteada para este año era un verdadero desafío, por la temática.
Al recibir los trabajos para presentarlos se encontraron con las temáticas más diversas, desde los que plasmaron en sus obras los flagelos producidos por el monstruo de la droga, pasando por la pedofilia y la trata de personas hasta llegar a la corrupción en la política.
“En esta décima convocatoria propusimos reflexionar sobre lo real, lo simbólico y lo imaginario, como también sobre sus temores, recuerdos, interrogantes y certezas, a fin de descubrir y revelar, desde el grabado, nuestros monstruos urbanos”, apuntaron quienes llevan adelante esta muestra.
“Para nosotros es un orgullo, porque dentro del campo de las artes plásticas, el grabado es el arte menos conocido por el público y es un interesante aporte cultural al medio”, sostuvo a El Territorio Carlos Wall, docente de la institución.
El MiniPrint es un grabado de una imagen en pequeño formato de 10×10 centímetros y es una convención que se utiliza internacionalmente. En la definición que brindaron desde la facultad acotaron que se trata de “un cruce entre lo artístico, lo académico, en estampas con variedad de técnicas”.
La muestra recibió 257 trabajos de alumnos del país de diferentes niveles como terciario y escuelas de arte, con la particularidad de trabajos que llegaron desde Egipto y Chile, respondiendo a la convocatoria.

Un poco de historia
En el año 1997, desde el Taller de Grabado de la Unam surgió el proyecto que propone un espacio destinado a los estudiantes de arte que los reúna a través de sus producciones. Para favorecer la participación desde los distintos lugares del país se pensó en una modalidad que resultara accesible a los estudiantes, encontrándose en el pequeño formato la mejor opción.
Así comenzó el MiniPrint de la Tierra Colorada, y desde entonces la convocatoria se realiza cada dos años en forma ininterrumpida. Este año se concreta la décima convocatoria. Por ello, por primera vez se instituyen premios, como modo de retribuir la generosidad de quienes hicieron posible esta realidad para los estudiantes de bellas artes del país.

Para agendar

De martes a viernes de 8 a 12 y de 16 a 20. Sábados y domingos, de 15 a 19.
Hasta el 23 de octubre, con entrada libre y gratuita.
En Tinogasta y Rauch.

Artículo visitado 128 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top