La violación de una niña de 7 años puso en evidencia las falencias edilicias de la Escuela de San Miguel. “Vamos a trancar la entrada hasta que alguien dé la cara”, anticiparon.

Tras la denuncia por abuso sexual radicada por los padres de una nena de 7 años contra un menor de 13, vecinos autoconvocados del barrio San Miguel anticiparon que hoy se movilizarán hasta la Escuela 184 para exigir urgentes medidas de seguridad, puesto que la violación se habría concretado en el baño de la institución fuera del horario de clases.
El caso generó una enorme conmoción en la comunidad del lugar y puso en evidencia las falencias edilicias del predio escolar, puesto que el presunto abusador hizo ingresar sin inconvenientes a la pequeña y su hermanito de 5 años hasta el interior del establecimiento.
Según la denuncia radicada en el destacamento del barrio Cien Hectáreas, el hecho se registró el viernes pasado alrededor de las 21.
En tanto, los chicos explicaron que el acusado los hizo pasar por el portón del Centro de Atención Primaria de la Salud (Caps) que comparte terreno con la escuela y conecta los espacios interiores.
“De noche la escuela y el Caps son tierra de nadie, se juntan los drogadictos y los chorros. Es muy grave lo que pasó y queremos que nos den una solución, que pongan un sereno para evitar otra violación. Mañana (por hoy) vamos a trancar la entrada a la escuela hasta que alguien dé la cara y una respuesta a lo que pedimos”, anticipó Evangelina Silva.
La mujer es madre de tres niños en edad escolar y lamentó el hecho del viernes. “Cuesta entender cómo un vecino puede violar a una nenita de 7 años. Pero ya pasaron otras cosas en la escuela y es hora de hacer algo para que nos escuchen”, subrayó.
Asimismo, indicó que los vecinos pretenden congregarse desde las 7 frente a los accesos de la escuela y el centro de salud.
Por su parte, autoridades escolares deslindaron las responsabilidades a los responsables del Caps, por cuyo acceso ingresó el abusador, su víctima y el hermanito de ésta.
“La escuela tiene dos portones que a esa hora, las nueve de la noche, estaban cerrados. Los chicos entraron por el portón del Caps, que no depende de nosotros. Hace meses que ese portón está roto, pero lo rompió gente del barrio que entró a robar. No es justificar la situación, pero la comunidad tampoco colabora”, opinó una fuente escolar.

El hecho
Allegados a la víctima relataron que el viernes la nena y su hermanito fueron a visitar a sus abuelos, quienes residen a dos cuadras de su casa.
Ya de noche decidieron volver y se encontraron con su vecino de 13 años, quienes se ofreció a acompañarlos hasta su vivienda. Como se conocían, los chiquitos aceptaron caminar juntos.
Pero al llegar a la esquina, el supuesto abusador les habría dicho a los más chicos que quería ir al baño y les pidió que lo acompañen hasta la escuela. Ya en el patio, el jovencito le dio su tablet al hermanito de la nena para que mire un dibujo animado, todo con la presunta intensión de violar a la nena. Así, el chiquito se quedó entretenido algunos minutos, hasta que escuchó gritos y el llanto de su hermanita, corrió hasta el baño y la encontró siendo sometida, según consta en la denuncia.

Artículo visitado 290 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top