Gabriela Barboza (26) está desesperada, ya que golpeó varias puertas y hasta el momento no obtuvo respuestas. La joven reside con sus dos hijos en barrio Caballeriza, donde padece el constante ataque a piedrazos de un grupo de vecinos, lo que pone en riesgo la integridad de su familia. El impacto de las piedras dañó seriamente el techo de su vivienda, por lo que los días de lluvia padecen la filtración de agua que afecta la instalación eléctrica.
“Desde hace dos años, con mis hijos padecemos una verdadera pesadilla y no tenemos paz. Los problemas empezaron cuando se mudó una familia que tiene varios chicos que nos tiran piedras con hondas. Lo primero que hice fue hablar con los padres, pero no me hicieron caso y fue para peor, porque ahí los menores nos tomaron más bronca”, lamentó Barboza. La mujer cría sola a sus hijos, un varón de 10 y una nena de 7 años, quienes viven con miedo de sufrir un piedrazo y casi no salen al patio, lo que angustia a su madre.

Artículo visitado 103 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top