tormenta_verano_bgY llegó octubre, y con él las tormentas de verano con lluvias intensas, pero cortas y muy localizadas. Las temperaturas y la humedad subirán aceleradamente. Frecuentemente en el mismo día o en días consecutivos luego de una corta refrescada. Toda tormenta, por pequeña que parezca, puede desarrollar fuertes vientos, granizo y chaparrones intensos. Todo en pequeña escala: una chacra, un barrio, un pueblo.
Pero también octubre es el mes en que el Niño se hace adulto, y las tormentas se multiplican y reparten por toda la provincia. Y este año tendrán el acompañamiento del océano Atlántico, que se ha calentado parejo al igual que el Pacífico.
Ambos océanos “se juntan para el asado”, el Niño del Pacífico se ocupa de “llenar la parrilla” con sus depresiones, y el Atlántico pone el “combustible”: la persistente humedad. Y este año se agrega un invitado, que viene del lejano sur antártico, y es el encargado de ponerle el picante al encuentro con aire polar en altura que torna severas las tormentas y frecuente el granizo.
Mientras sople el viento norte se formarán tormentas, pequeñas y cortas, con ráfagas de riesgo para techos precarios.
Y apenas rote el viento al sur, las lluvias se harán torrenciales y amenazará el granizo, generalmente con escaso desarrollo en nuestra región. Habrá descensos bruscos de temperaturas todavía en octubre, y la mitad sur de la provincia todavía puede tener escarcha a nivel del suelo.
La mitad norte de la provincia, puede tener precipitaciones por 50 a 100 milímetros más que el promedio histórico de octubre. Estas lluvias estarán compartidas con el sur de Brasil, y en la segunda mitad de octubre tendremos una fuerte crecida de los ríos, en especial el Uruguay y en menor medida el Paraná, que recibirá el aumento de caudal de parte del río Iguazú.
Este será el mayor riesgo para la provincia, pues las lluvias, al multiplicarse por toda la provincia, supondrán un riesgo cierto de desborde de los arroyos, taponados por la creciente de los ríos principales.

Noviembre: menos lluvias, más calor
En noviembre, el clima tropical avanzará sobre la provincia. El viento norte se impondrá al sur y la frecuencia de arribo de las lluvias intensas se reducirá, concentrándose más en la mitad sur de Misiones.
Habrá lluvias 40 a 60 milímetros por sobre el promedio mensual. Habrá períodos de seca de una semana a diez días, con calor intenso y alta radiación solar que requerirán cobertura adicional para las plantas.
Continuarán las tormentas de verano, pero el granizo ya no se hará presente.

El tiempo en la semana
Esta semana tendrá nuevamente dos versiones en las condiciones del tiempo producidas por el cambio de vientos, que soplarán del norte al comienzo para rotar al sur a mitad de la semana. Como el viento norte es propicio para el desarrollo de fuertes tormentas y el frío viento sur ayuda a intensificar las lluvias, el desarrollo de la semana pasará por las siguientes características:

Hoy y mañana
Días de sol a pleno, con aumento gradual de las temperaturas y de la humedad. Las temperaturas mínimas serán frescas para el lunes, pero templadas para el martes. Y volveremos a alcanzar los 30º de máxima. Desmejora el martes a la tarde en zona sur y llegan las tormentas, serán fuertes y con ráfagas de viento norte a la tarde en zona sur y moderadas sin eventos de riesgo en zonas centro y norte a la noche.

Miércoles y jueves
Días tormentosos, las tormentas más fuertes de la semana ocurrirán el miércoles. Ventoso del norte todo el día, y con fuertes ráfagas durante las tormentas. Habrá chaparrones torrenciales en la zona sur, en especial a la noche cuando el viento rotará al sur, y no se descartan eventos aislados de granizo.
En zonas centro y norte, la rotación al sur del viento tendrá lugar el jueves a la tarde, y las tormentas del miércoles serán todavía fuertes y las lluvias escasas. Para lluvias intensas deberemos esperar al jueves en la mitad norte de la provincia.

Templado con lluvias moderadas
Desde el jueves y hasta el lunes soplarán brisas del sur que irán disminuyendo hasta cesar el fin de semana. El jueves será un día de transición: con tormentas fuertes y chaparrones en zonas centro y norte, y solo lluvias débiles en zona sur. El cielo quedará cubierto en toda la provincia hasta el próximo lunes, y las lluvias continuarán débiles e intermitentes, sin tormentas, en zona sur.
La zona centro también tendrá lluvias débiles del viernes al lunes, pero muy espaciadas y con momentos de sol entre nubes. Y la zona norte continuará con tiempo lluvioso hasta el domingo. Las lluvias de la semana sumarán de 25 a 50 milímetros en zonas sur y centro y con picos hasta 100 milímetros en la zona norte.
Las temperaturas se mantendrán en un rango entre frescas y templadas desde el jueves hasta el domingo, con mínimas entre 15 y 20º y máximas que no superarán los 23º.

Artículo visitado 199 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top