Vecinos de Villa Erasmie denunciaron que operarios de la Municipalidad mutilaron varios árboles mediante una poda compulsiva que se realizó la semana pasada, sin consultar a los frentistas.
“Cuando llegué a mi casa y vi lo que habían hecho, no lo podría creer. Depredaron un árbol de la vereda sin ningún criterio. No entiendo cómo hacen una cosa así, siendo que estamos en primavera, con temperaturas que son de verano y no es época de poda”, se quejó Carla, vecina de Güemes y Mendoza.
Aseguró que nadie le solicitó permiso ni le comunicó la decisión de podar los árboles de su vereda. “Cuando llamé a la Municipalidad no me dieron ninguna explicación, más allá de que me dijeron que las ramas molestaban el tendido eléctrico. Pero primero tendrían que haber consultado, y después respetar la época y forma de poda”, subrayó. Incluso, comentó que los operarios municipales arrancaron el cable del teléfono e internet, lo dejaron atado en una reja y se fueron sin dar ningún tipo de explicación ni pedir disculpas por las molestias ocasionadas.
La misma situación se replicó en otras viviendas de la zona. Llamativamente, la acción de los operarios municipales contradice una ordenanza sancionada el año pasado para evitar podas inapropiadas. Ante el desconocimiento de personas que pretenden podar y terminan mutilando a los árboles, el Concejo Deliberante estableció que sólo personal del equipo municipal está autorizado a realizar podas en veredas. Quienes desoigan la norma serán pasibles de una multa de hasta 1.250 pesos por cada árbol podado.

Artículo visitado 245 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top