b077770f4c0173c029bc5b531b36611dLos parques Moconá, Encantado y Santa Ana recaudaron $4 millones en el año pero tienen un costo de $17 millones, el seguro del helicóptero $2,5 millones. La quiniela otorga el 80% del total de ingresos. 

El presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Eduardo Torres, concurrió este lunes a la comisión de presupuesto de la Legislatura para informar acerca de la proyección de ingresos y gastos que tendrá el año próximo y el balance de este año.

Durante más de una hora “Balero” Torres describió a los diputados de la comisión los proyectos que tiene, cómo destina el dinero de los misioneros y los proyectos del organismo.
Entre sus comentarios mencionó varios emprendimientos o proyectos que se encuentran en vigencia que utilizan muchísimo dinero pero que generan pérdidas al Estado, sin ningún tipo de beneficio.
Entre otros, “Balero” se refirió al Hotel Maitei que “siempre está empatando o generando déficit pero no podemos lograr utilidades” y apuntó a que “el diseño y el material requieren altos costos de mantenimiento”.
El hotel es una inversión del Iplyc en sociedad con un grupo inversor internacional, nunca generó ganancias y su inauguración demoró varios años más de lo previsto, situación que lo encareció mucho más de lo pensado inicialmente.
Este año ha logrado una recaudación de 11 millones de pesos, con 21 mil huéspedes, así y todo no logra cubrir sus gastos.
La venta de recarga para la tarjeta Sube es otro de los “negocios” casi perdidos, ya que las agencias de quiniela han vendido este año recargas por más de 10 millones de pesos y solamente el organismo obtuvo utilidades por 61 mil pesos.
La inversión que el Iplyc destina a los Parques provinciales Moconá, Encantado y al Parque Temático de la Cruz de Santa Ana es grande y el recupero insignificante.
El titular del organismo reconoció que “no tenemos decisiones, solamente nos hacemos cargo de los 126 empleados” y se quejó porque “en algún momento se tiene que normalizar y se tiene que crear un organismo que se haga cargo de la administración” ya que el Iplyc lo hace por el momento por la facilidad administrativa para realizar los pagos.
El gasto anual es de 17 millones de pesos y los ingresos de los tres parques alcanza solamente a los cuatro millones de pesos. Consultado por el diputado Claudio Wipplinger (Trabajo y Progreso), Balero Torres explicó que entre los tres parques generan una utilidad de 400 mil pesos mensuales pero sólo en sueldos para los empleados se gastan 1,8 millones de pesos.
El parque que más genera ingresos es el de Santa Ana, con unos 400 mil pesos por mes, pero sólo la obra costó 80 millones de pesos hace varios años, lo cual indica que las ganancias no representan ni el 3% de lo que se invirtió, una clara representación de un mal negocio o una “apuesta perdida”.
Por consulta del radical, Germán Bordón, también se supo que el Iplyc funciona como brocker de seguro para asegurar a unos 2000 vehículos del estado, pero que la utilidad es casi nula porque los organismos demoran en reintegrar el dinero al organismo y se desvaloriza con el tiempo y el costo financiero que insume la maniobra.
También el plan de ahorro que hace algunos años lanzó el organismo está totalmente parado y desactualizado, con 2.343 socios pero sólo 88 mil pesos de utilidad.
Asimismo, las casas de madera “Sueño Dorado” que se anunció como la salvación al déficit habitacional, hace casi dos años, solamente tuvo siete unidades vendidas, en Iguazú, Garupá e Ituzaingó. Balero en esta instancia acusó a las empresas que acordaron un convenio para su construcción a las cuales señaló como “irresponsables que no cumplieron con el acuerdo firmado” y serian los causantes del fracaso del proyecto. “Buscaremos otras y veremos qué hacer” dijo el titular del Iplyc ante el claro fracaso.
Finalmente, a requisitoria de Wipplinger, se reveló que el seguro que paga el Iplyc por el helicóptero que lleva y trae al gobernador Closs tiene un costo de casi 2,5 millones de pesos mensuales, solamente como seguro, recursos que se podrían invertir claramente en otras necesidades que tiene la población misionera.
Canon a casinos, con criterio propio
El titular del Iplyc reconoció que el canon que pagan los casinos se elabora “con criterio propio” y que cada año o cada dos años “se presiona” a las concesionarias para realizar la actualización, porque de lo contrario se estaría recibiendo muy poco en concepto de utilidades, en base al contrato de concesión otorgado en los años 90.
“Nosotros tenemos muchas herramientas de presión” reconoció Torres sobre cómo se actualizaba el canon. “No tenemos control de apuestas online pero averiguamos en Chaco o Corrientes cuanto están cobrando y en base a eso acordamos mas o menos lo mismo”.
También dijo que “estamos en juicio” con la empresa Mil Jugadas y que se habilitó en Misiones la empresa Spingol para juego online “pero vamos a crear una página propia del Iplyc para juego online, porque esto es el futuro”, aseguró.
El ingreso de la quiniela representa el 80% del total de ingresos, este año se pagaron en premios más de 500 millones de pesos. Por los casinos se cobraron unos 100 millones entre canon y tasa de inspección, aseguró Torres.

Artículo visitado 304 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top