lucila1“Ya salí del coma, jajaja… Gracias por el apoyo”.Lucila Munaretto, la bailarina misionera que se accidentó en Canadá desborda optimismo en su respuesta a Misiones On Line a través de una red social.

Familia, amigos, médicos y allegados están sorprendidos y felices por el avance en la salud de Lucila (21) quien tras ser víctima de un accidente de tránsito, estuvo en coma con pronóstico reservado en su salud. Hoy las noticias que llegan de Canadá son alentadoras y muestran las ganas de vivir de la joven bailarina obereña.

“Es un milagro lo rápido que está avanzando”, contó la prima, Karina Munaretto quien tiene constante comunicación con su tía Alicia. Además detalló que “los médicos dicen que está avanzando muy rápido en su recuperación. Ella esta despierta y empezando a caminar con andador, unos pasos, así que de a poco pero bastante rápido se está recuperando”.

En este sentido, agregó que Lucila tiene muchos dolores, pero que está afrontando esta etapa de muy buena manera, respondiendo favorablemente a todos los estímulos, lo que sorprende a propios y extraños porque ha pasado poco más de un mes del dramático accidente.

Otro de los avances significativos es que la bailarina come por sus propios medios. “Son muchos los progresos, eso nos pone felices”, dijo Karina.

Lucila había sido intervenida quirúrgicamente dos veces, una de ellas en la nuca porque estaba comprometida la médula espinal, y la otra en el maxilar que se quebró producto del fuerte impacto del accidente”.

La joven bailarina misionera que se formó en Brasil y está becada desde hace tres años en el ballet Coastal City de Vancouver, resultó con graves heridas al ser atropellada por un automóvil en esa ciudad de Canadá. La bailarina fue asistida rápidamente y desde entonces permanece internada en una sala de terapia intensiva del Hospital Lions Gate.

Munaretto es oriunda de la ciudad misionera de Oberá, pero junto a su familia emigró a Brasil hace nueve años. Junto a sus padres y hermanos se radicó en Joinville, donde su talento la llevó a integrar  el ballet Bolshoi de esa ciudad brasileña.

En 2012, cuando tenía 18 años, fue becada por el ballet Coastal City, donde se lucía como bailarina estable. Su personaje favorito es Gretel, de la obra Hansel y Gretel.

La historia de Lucila despertó incontables muestras de solidaridad en todo el mundo.

Artículo visitado 172 veces, 1 visitas hoy

Misiones Online


Categorías: Noticias Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top