Foto ilustrativa

Foto ilustrativa

En la madrugada de ayer, un operativo policial desalojó a 30 familias que se asentaron en un espacio verde sobre el barrio Norte de Oberá.
En el lugar indicaron que “la Policía les manifestó que tenían 72 horas para abandonar las tierras y ellos respondieron que no contaban con un lugar dónde ir».
En consecuencia solicitaron a los funcionarios del municipio que gestionen un espacio, donde puedan trasladarse.
Requirieron además que el municipio se haga presente en el lugar, para tratar corroborar la problemática.
Indicaron que desde que se instalaron en la zona, no se acercó ningún funcionario para destrabar el conflicto, “la Municipalidad siempre nos dio la espalda, hace tres años que estamos esperando una solución y hoy decidimos instalarnos entre todos”, dijeron.

Artículo visitado 222 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top