a844ec06fc17e6eb7bd2216a8e488775La colecta anual fue definida por los voluntarios como “exitosa”, ya que superaron lo reunido el año pasado. Esperan incorporar también más voluntarios permanentes. 
La colecta anual de la organización solidaria Techo volvió a ser exitosa en Oberá y los jóvenes que participaron agradecen la confianza y acompañamiento que recibieron.

La recaudación este año fue de 117 mil pesos y superó la cifra alcanzada el año anterior.

Damián Reinero, referente del grupo en la ciudad, manifestó que los días de campaña, que fueron el 4, el 5 y el 6 de septiembre, “fue un fin de semana ideal, el tiempo acompañó y la gente nos dio una gran respuesta. Agradecemos eso de corazón. Destacamos a los chicos muy jóvenes hablando de una causa, conociéndola, debatiendo, la situación de emergencia habitacional que vemos es algo que nos quema, por lo que queremos hacer algo. Los chicos lo van entendiendo, escuchando y aportando su apoyo”.

También agregó que “siempre buscamos impactar más en la sociedad, fue increíble todo, la gente ya nos conoce y la colecta es la actividad que demuestra el optimismo que tenemos, si bien es por una causa que nos molesta lo encaramos con optimismo. Superar los 100 mil pesos ya es demasiado”, confesó.

La organización en Oberá además sumó a 65 nuevos socios, otro gran alcance de la colecta.

Por otra parte, Damián Reinero aseguró que “la idea es sumar voluntarios no solamente para la colecta sino que pasen a ser parte del equipo fijo. Para nosotros es importante y lo estamos logrando”.

Trabajo en los barrios obereños

Por su parte, Marcos Lugo, como coordinador del trabajo en los barrios, repasó alcances de la tarea: “Estamos en el barrio Caballeriza, en el barrio San José avanzando a pasos lentos, el asentamiento es muy grande con una problemática mayor y en Villa Cristhen, estamos con las primeras encuestas, en lo que representa el relevamiento habitacional del barrio, empezando a buscar para elaborar la tarea en la mesa de trabajo con los vecinos.

Seguiremos trabajando, la dinámica de la emergencia habitacional es cambiante, por eso el modelo de Techo propone un largo proceso”.

Los jóvenes solidarios encaran además un trabajo que abarca a toda la comunidad. “Estamos reuniéndonos para un informe, mapeo de la ciudad sobre asentamientos. Eso incluye características varias del barrio, como estado de los caminos, servicios, etcétera”, explicaron.

Para formar parte del equipo

La labor de Techo en Oberá se concreta todos los sábados. Los chicos que deseen sumarse tienen dos maneras de contacto: Las reuniones informativas son todos los jueves a las 19, frente a la Facultad de Arte y Diseño, y los sábados a las 13.45 en Río Negro y avenida Libertad, lugar de la paradita del colectivo urbano, hacia los barrios.

Artículo visitado 142 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top