rulograbovieskiHace más de 30 años que el músico apostoleño se presenta en el escenario mayor de la Fiesta Nacional del Inmigrante. Desde la casa ucraniana participa activamente reivindicando sus raíces.

Hace más de 30 años que participa de la Fiesta Nacional del Inmigrante. Primero fue en el escenario mayor cuando se desarrollaba en el complejo y después fue contratado en la colectividad ucraniana. Quien conoce a Rulo Grabovieski (59) podrá asegurar que 40 años de su vida las pasó arriba de los escenarios. Es esa la realidad del músico apostoleño que en todo ese tiempo produjo 17 discos y grabó más de 20 incluyendo las compilaciones de sus éxitos.
El artista oriundo de Apóstoles es un atractivo más en la casa típica ucraniana. Rulo no usa reloj porque su show no se termina hasta que las personas demuestren que están aburridas. Él se debe a la gente y toca para la gente. Termina el show cuando no hay más público o cuando observa que sus músicos están cabeceando de sueño.
Hoy en el escenario de la fiesta continúan los espectáculos con los grupos de ballet y la música de La Juntada (con Peteco Carabajal entre los integrantes) y Matías Macaya.

Los valores de Rulo
Con tranquilidad, apenas llegado al predio del parque Rulo Grabovieski charló con El Territorio y recordó su trayectoria. Contó con humildad lo que significa actuar en la colectividad del país de dónde vinieron sus antepasados.
“Que los hijos respeten a los padres, docentes y toda persona adulta”, pidió el músico, que viene de una generación en la cual lo importante era el respeto hacia las demás personas.
Grabovieski reconoce que su éxito se mantiene con los años porque no copia nuevos estilos o ritmos. “A la gente le gusta y quiere música para bailar, que sea familiar, y eso es lo que hago. Varios músicos me abandonaron porque buscaban nuevos estilos”, señaló.
En un par de semanas, el artista cumplirá 60 años de vida. Ya empieza a sentirlos, pero afirmó que mientras pueda actuará y llevará el ritmo de Los 4 Ases a diferentes escenarios y fiestas particulares.
Respecto al vínculo familiar, comentó que en algún momento recibió reclamos de sus hijos porque los fines de semana, Navidad u otras fiestas no estuvo presente en el hogar. “No es fácil pero tratan de entenderme”, contó.

Artículo visitado 265 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top