El 19 de junio pasado, la estudiante Camila Florencia Sena (18) fue atropellada por un remís cuando intentaba cruzar la ruta Nacional 12 a la altura del campus de la Universidad Nacional de Misiones (Unam), en la ciudad de Posadas, desde entonces está internada en la ciudad capital.
Como consecuencia del impacto, la joven obereña sufrió serias lesiones en el hígado y debieron extirparle un riñón. Padeció serias hemorragias internas que requirieron dos intervenciones quirúrgicas y durante una semana permaneció en coma farmacológico.
Además, sufrió fractura de pelvis, codo y tobillo; perdió varios dientes y tuvo ocho puntos de sutura en la cabeza.
Desde el día del accidente, permanece internada en el Hospital Madariaga. Actualmente se halla estable y fue trasladada a sala común, según confirmó su abuela, Marcelina Dos Santos.
El lunes pasado, Camila cumplió 18 años y no hubo festejos, aunque su familia y amigos celebraron la mejora en su salud, a pesar de las graves lesiones que le ocasionarán secuelas de por vida.
Hasta el momento del accidente, la joven estudiaba el Profesorado de Lengua en el Instituto Privado Carlos Linneo de Oberá y viajó a Posadas para visitar a su novio.
El siniestro vial ocurrió el 19 de junio por la noche, cuando intentaba cruzar la ruta para llegar a la vereda del campus y de allí ir a la Terminal de Transferencia.
“Gracias a Dios los médicos dicen que está estable y fuera de peligro, pero va a tener muchos meses de tratamiento. Para colmo, sufrió un virus intrahospitalario que complicó mucho su recuperación. Ya hace un mes del choque y los padres necesitan colaboración para solventar algunos gastos”, reconoció la abuela.
Por su estado de salud, la joven requiere que su madre la acompañe en forma permanente, lo que demanda gastos en pasajes y comida, entre otros ítems diarios. Quienes deseen colaborar pueden contactarse con al teléfono celular 03755-15443257 de la señora Marcelina Dos Santos.

Puente peatonal
La tragedia que hoy pasan Camila y los suyos, movilizó a estudiantes universitarios a reflotar el reclamo de la construcción de un puente peatonal, ya que trasponer el acceso es un riesgo que corren a diario.
Antes del receso invernal, las autoridades municipales de Posadas se comprometieron a reforzar la cartelería de seguridad vial, reprogramar los semáforos en el cruce del nodo de acceso y la avenida Domingo Perón, donde es parada de colectivo, y avanzar en el proyecto del puente. (Territoriodigital)

Artículo visitado 196 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top