El pasado 17 de junio Orlando Z. (43) denunció que su hija de 15 años le manifestó que cuando regresaba caminando a su domicilio, entre las calles Estanislao del Campo, y Julio Argentino Roca, fue interceptada por tres hombres encapuchados, quienes tras intimidarla con un cuchillo le sustrajeron el celular a ella, y también a su amiga Yessica A. (18), y la suma de 100 pesos.
A raíz de la denuncia se inició una minuciosa investigación, por tratarse de un hecho aislado, y poco frecuente en la zona, debido a los permanentes operativos de prevención; lo que llamó la atención de los pesquisas.
Luego de realizar el seguimiento de las actividades de las víctimas durante el día en que presuntamente se registró el ilícito, y sumado a declaraciones testimoniales, y se logró establecer que el hecho no existió, sino que la menor perdió el teléfono ese día, y mintió que le robaron, para evitar el enojo de su padre.
En sede policial, frente a su progenitor, confesó haber mentido; por lo que se inició una causa contravencional por falsa alarma con intervención del Juzgado de Paz local.

Artículo visitado 323 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top