En el marco del incesante trabajo preventivo que lleva adelante la Unidad Regional II de Oberá, en contacto permanente con vecinos de distintos sectores de la ciudad, se  detectó que estaba en plena organización una fiesta clandestina donde se promocionaba el consumo de alcohol, y se cobraba entrada. La misma  se iba a realizar hoy, pero finalmente fue cancelada, debido a la intervención policial.
Efectivos de la seccional Tercera,  detectaron que la mencionada  fiesta se iba a desarrollar en una vivienda situada en la calle Juan Areco de esta ciudad.  En este contexto se pudo corroborar, que el evento se estaba promocionando a través de las redes sociales.
Ante la sospecha de que la fiesta  carecía de las habilitaciones  que se requieren en estos,  la Policía se  hizo presente en el lugar indicado; allí se encontraban los organizadores, quienes fueron notificados acerca de las responsabilidades que  les cabe  ante la ausencia de la habilitación municipal, autorización para el  expendio de bebidas alcohólicas, y las pertinentes previsiones en materia  de seguridad. Luego de la notificación policial, los organizadores decidieron suspender la mencionada  fiesta. 
Artículo visitado 676 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top