De a poco y en forma poco perceptiva se están instalando las diferentes candidaturas para las elecciones del próximo año, falta mucho, pero es poco tiempo a la vez. Todos hablan que después del mundial será el momento oportuno, tal vez algunos esperando que un buen resultado a favor de la selección argentina pueda cambiar los ánimos.
   Eso lo anticiparon los allegados al presidente Mauricio Macri, a quien lo lanzaron mediáticamente como candidato a la reelección tras las elecciones legislativas nacionales, en las que al Frente Cambiemos le fue electoralmente mejor de lo esperado. Hoy en día las consultoras muestran la caída de imagen del gobierno de Macri. En ese sentido, se habla de que el plan b seria instalar la candidatura de la gobernadora de Buenos Aires, Eugenia Vidal, como alternativa de continuidad.
   En el ámbito provincial se observa un notable crecimiento de la figura del actual vicegobernador Oscar Herrera Ahuad, quien está adquiriendo mayor protagonismo en su función de gobierno y también mediático. Uno de los datos relevantes es que la imagen de gobierno que encabeza el gobernador Hugo Passalacqua, tiene una imagen positiva que supera el 70 por ciento, y Herrera Ahuad es parte de la gestión.
   Al parecer la renovación tendría casi definido quien será el sucesor de Passalacqua, mientras se espera saber quién se estaría perfilando como candidato a vicegobernador, que podría ser un intendente que esté culminado su mandato el próximo año o algún actual ministro del gabinete provincial. Falta tiempo, pero no será nada extraño que la elección a gobernador se adelante en la provincia de Misiones.
   Por el lado de Cambiemos se habla que la fórmula podría estar integrada entre el diputado nacional Luis Pastori y el senador Humberto Schiavoni, aunque se habla que la fórmula probablemente esté integrada por una mujer, como muestra de igualdad de oportunidades.
   En el ámbito local, se da por descontado que el actual intendente Carlos Fernández irá por la reelección; eso teniendo en cuenta que los intendentes durante su primer periodo de mandato tienen amplias posibilidades de lograr ser reelectos. Se estarían sumando las candidaturas del actual subsecretario de jefatura de Gabinete Daniel Belher, quien ha logrado conformar una estructura política y militante que con el correr del tiempo se fue consolidando y creciendo. Otro de los candidatos a intendente por Oberá, es el actual presidente del Concejo Deliberante Ariel Cháves Rossberg, quien encabezó la lista de candidatos a concejales que logró el triunfo del intendente Fernández, pero que cada vez están más lejos de volver a conformar una lista en conjunto.
   Del lado de Cambiemos, algunos lo ubican como candidato a intendente al actual concejal del PRO Horacio Loreiro, sobre quien se estarían cerrando la mayor cantidad de apoyos.
   Falta mucho tiempo, dirán los dirigentes políticos, mientras se sabe que están trabajando en silencio en sus candidaturas.
Dos realidades enfrentadas
   La inflación de febrero fue del 2,4 por ciento, por la culpa de los aumentos en las tarifas, dicen desde el gobierno nacional. Y al parecer toda la culpa es de los otros, no de los que nos están gobernando. La inflación  acumulada en los dos primeros meses del año es del 4,2 por ciento… ¿Podrá cumplir el gobierno con la meta inflacionaria del 15 por ciento?
   Una de las malas noticias para la provincia de Misiones es que el gobierno nacional no seguirá otorgando el beneficio del ITC diferenciado en los combustibles para la provincia de Misiones y tampoco reglamentará el artículo 10 de la ley de PyMes, por entender que no son necesarias, desconociendo las asimetrías existentes entre la Argentina y los países limítrofes, en este caso Misiones con Paraguay.
   Es en medio de este contexto que el gobierno nacional sigue insistiendo que la gente está mejor, solo que no alcanza a percibir esa mejoría, por lo que es razonable que a la gente le salte la bronca y se exprese con cánticos contra el gobierno de Mauricio Macri.
   Los datos de la realidad económica indican que el salario real cayó, en promedio, -7.1% y las jubilaciones, -8.4%. De todo el empleo creado el 60% fueron monotributistas. En tanto, en la industria, se perdieron 62 mil puestos de trabajo.
   En estos dos años de gobierno aumentó el déficit fiscal, la inflación acumulada fue del 88% y la devaluación fue del 108%. Esa es la situación real. Y a pesar del ajuste, sigue creciendo el endeudamiento del estado argentino, una cuestión que desde el gobierno nacional siguen sin poder dar explicaciones convincentes.
   Según el estudio difundido por la consultora Raúl Aragón y Asociados, que realizó una encuesta nacional, y los resultados fueron reveladores: el 53,1% de los consultados no votarían al actual presidente, y solo poco más del 30% lo volvería a hacer.  El 57,9 % de los consultados consideró que Macri beneficia a los ricos y a las empresas, mientras que tan solo el 6,3 % cree que podría beneficiar a los trabajadores.
   Evidentemente hay dos realidades: una la que dicen desde el gobierno y otra la que se percibe en la calle. ¿Seguirán teniendo la culpa los otros de los precios que suben y el gobierno de Cambiemos no asumirá nunca sus responsabilidades?.
Artículo visitado 112 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top