Es importante estar alerta ante los siguientes síntomas y consultar al médico en caso de que aparezcan, en especial en el caso de las embarazadas, los bebés, los niños pequeños, los adultos mayores de 65 años y las personas con enfermedades crónicas:

Temperatura mayor a 39º C (medida en la axila).


*Sudoración excesiva.
*Piel seca.
*Agotamiento, cansancio o debilidad.
*Mareos o desmayo.
*Dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos.
*Dolores de cabeza (sensación de latido u opresión).

Artículo visitado 86 veces, 1 visitas hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top