Fabián Jamasmeie es el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Oberá, también conocida como CRIPCO.

Jamasmeie es comerciante y desde su rol en la CRIPCO trabaja para que los emprendedores, pequeños empresarios y no tan pequeños puedan alinearse en pos de un objetivo en común: generar condiciones para el crecimiento de la actividad económica en la zona centro.

Ocupa el cargo de presidente de la CRIPCO desde hace algo más de un año y dialogó telefónicamente con Economis para hacer un balance de este 2017 que se va.

“Soy comerciante, tenía un negocio del rubro informática que tuve que cerrar por el contrabando. Gracias al contrabando la mayoría de los colegas traía de Paraguay mercadería, pero yo no quise meterme en esa. En la época de Cristina Kirchner había muy poca mercadería ya que cerraron la importación”, recordó el obereño, como para ofrecer un ejemplo que vivió en carne propia de cómo las
políticas del Estado pueden afectar un emprendimiento.

Pero este pequeño empresario no se quedó de brazos cruzados y volvió a intentarlo con un negocio de fotocopias y otros servicios.

Con abuelos paternos sirios y descendencia española e italiana de parte de la madre, este nieto de inmigrantes nos cuenta que en la CRIPCO también se le da mucho impulso a la capacitación de emprendedores y pequeños empresario.

“En la CRIPCO es importante la parte formativa, ofrecemos cursos, muchas charlas, de temas variados, como la AFIP”, detalló. “Nuestro fuerte es la parte gremial empresaria, la defensa del empresario y bueno, tenemos nuestras luchas siempre, nuestros diálogos con las distintas entidades nacionales, provinciales y municipales”, comentó, completando las principales funciones de la cámara.

-¿Cómo está cerrando el año el comercio de Oberá?
-La situación es variada. Tengo datos mixtos de distintos rubros. Carnicerías han tenido un 20 por ciento de aumento, desde marzo. En montos. No en cantidades. Si a eso le calculás el tema de la inflación, bueno. No es que ha aumentado mucho. Después, ferreterías, subieron un 40 por ciento por. Datos de marzo hasta septiembre. En indumentaria claramente la actividad es mejor al año pasado. La economía despacito avanza, también tuvieron un impacto positivo en el consumo los préstamos que dio el Anses (Argentina), que hizo subir mucho en los últimos meses.

-¿Les impacta también en Oberá la actividad de la yerba y el té?
-Si, claro. La yerba tuvo un aumento del 6 por ciento en producción. Pero el te está muy complicado. Por los precios pagados a productores. Es muy poquito. La madera bajó un 12 por ciento.

-¿Dirías que el panorama sigue siendo de crisis económica?
-Estamos en crisis, se viene para atrás hace mucho tiempo, estas subas son muy poco significativas, te vuelvo a insistir, está el tema de todos estos últimos años de la inflación. La gente, en la mayoría de los negocios, están poniendo dinero todavía de su bolsillo para mantenerse funcionando. Los precios en Oberá son menores a Posadas, y yo lo atribuyo a que los alquileres son más baratos. Pero también es cierto que a nosotros las asimetrías nos pegan, y no solo por Paraguay, también estamos cerca de Brasil, que está a 50 kilómetros.

-¿Qué es lo que le piden al Gobierno de la provincia?
-A la provincia, lo que más nos afecta es el tema de Rentas, el de la Aduana Interna que tenemos es complicadísimo, no se puede pedir que vengan inversiones al interior de Misiones por este tema y por la falta de energía. En la zona centro no se puede instalar una sola industria más. No hay capacidad para proveerle de energía.

Respecto del tema de la Aduana Interna, nosotros tenemos proveedores que no te quieren mandar los productos a Misiones, necesitás un repuesto y no te lo mandan, ni pagándole vos. Hay muchas empresas importantes que no vienen. La vez pasada en una reunión estábamos con la gente de la empres Arcapol, que hace La Gotita, y nos decían que están por dejar de venir a Misiones.

-¿Cómo ves este tema para el futuro?
-Ojalá que pueda desaparecer, según los convenios que se pactaron con la Nación, que se vaya sacando todo esto. Pero recordemos que de algún lado esa plata va a tener que salir también. Lo que se pierde por cobrar menos Ingresos Brutos habrá que compensarlo. Se habla de que va a subir mucho el impuesto al automotor, la tasa de inmuebles. Vamos a pagar más por tener un terreno o una casa.

-¿Qué expectativas te genera el rumbo del Gobierno Nacional?
-Si se cumple lo que decía el Presidente, todos estos cambios, la reforma impositiva, la reforma laboral, la parte de la Justicia, si empieza a funcionar bien esto, la Argentina va a crecer. Y va a crecer mucho. Esto no se arregla en pocos años, pero lo que piden desde afuera es eso, que la Justicia funcione, las leyes laborales no sean tan terribles. Y no es que hay que pensar, “me van a despedir más fácil”, es “me van a tomar más fácil”, va a haber más empleos. La gente tiene miedo de tomar un empleado.

-¿Por qué el empresario no es querido en una buena parte de la sociedad misionera?
-Porque los gobiernos se encargaron de decir que son unos delincuentes y la gente tomó esto. Pero son las empresas las que están pagando y contribuyendo para que el país crezca, son las que ponen el dinero para los impuestos.

-El Estado, además, ya no puede tomar un empleado más, según parece.
-Hay un cambio, porque es una política que están bajando y están diciendo: “el estado no puede tomar a nadie más”. Eso está muy claro, tienen que bajar el déficit. No solamente que no pueden tomar más, van a tener que disminuir la masa salarial, entonces si las empresas privadas no pueden tomar a personas o empleados porque la ley laboral no te deja, entonces, ¿quién va a crear trabajo? El estado nacional se endeudó mucho y tiene un déficit que es terrible. Entonces, una vez que la parte laboral del privado funcione la gente puede empezar a tomar personal va a poder empezar a disminuir la parte estatal.

Artículo visitado 219 veces, 1 visitas hoy

www.economis.com.ar


Un comentario en ““Hay que cambiar las leyes laborales, la gente tiene miedo de tomar un empleado”

  1. Prof Miguel Angel Mieres

    Jamasmei, no dice la verdad, no cuenta cuantos comercios se cerraron desde dicembre de 2015, cuantos empleos menos hay en Obera, como todo empresario que solo tiene en cuenta su rentabilidad, apoya la quita de derechos a los trabajadores, jubilados, etc. No dice como crecieron los comercios, negocios, trabajo en la etapa Peronista de Nestor y Cristina Kirchner, lo que pasa que siempre protestan, mientras se llenan los bolsillos, y el tema de la importaciones cerrada, era para proteger la industria nacional, evitar el envio de divisas al exterior y proteger el trabajo argentino. Ahora con macri estaran contentos kis comerciantes y trabajadores

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top