En medio de una creciente expectativa y un fuerte operativo de seguridad, comenzará hoy el segundo debate oral y público por el homicidio de la pequeña Selene Aylén Aguirre. Por el hecho, están acusados la madre de la víctima, Victoria Aguirre (24), y Rolando Lovera (33), quien en ese momento era concubino de la mujer. 
El inicio de la audiencia fue fijado para las 8.30, en el salón de usos múltiples de la Unidad Regional II de Policía, ubicado en avenida Sarmiento 830 de esta localidad.
Fuentes judiciales confirmaron que la elección de dicha sede obedeció a cuestiones de espacio y seguridad, ya que el primer debate fue seguido a sala llena. También se suscitaron algunos incidentes motorizados por organizaciones de género que impulsan la absolución de Aguirre.

Ayer, desde los mismos sectores emitieron comunicados de prensa instando a la movilización. “Organizaciones sociales y referentes de Derechos Humanos ya confirmaron que acompañarán el pedido de absolución de Victoria”, señalaron desde la CTA.
Vale recordar que el primer debate se suspendió el 4 de julio pasado, en el inicio de la tercera audiencia, cuando la defensa de la imputada recusó al Tribunal Penal Uno.
Hasta entonces habían declarado siete de los 34 testigos citados. Ahora, de no mediar inconvenientes, las indagatorias se realizarán en tres jornadas consecutivas y luego se dará paso a los alegatos y la sentencia.
El nuevo Tribunal estará conformado por los camaristas Jorge Erasmo Villalba, Graciela Heppner y Azucena García de González, mientras que el ministerio fiscal estará a cargo de Estela Salguero.
Tras prescindir de los servicios del abogado Roberto Bondar, quien recusó al primer Tribunal, Victoria Aguirre será patrocinada por Roxana Rivas y Eduardo Paredes. Por su parte, Rolando Lovera será defendido por Martín Moreira.
Para hoy se prevé una extensa jornada, ya que se leerá el requerimiento fiscal de elevación a juicio y fueron citados doce testigos. También anticiparon que Lovera haría uso de la palabra, aunque no hay certezas sobre la actitud que asumirá Aguirre, quien podría declarar más adelante.

El caso
Al momento de su deceso, Selene Aguirre tenía dos años y cuatro meses de vida. Padecía una seria discapacidad, no caminaba, no hablaba y debían asistirla para que pudiera alimentarse.
Según la autopsia, la pequeña sufrió fractura de cráneo con hemorragia interna que derivó en un paro cardiorrespiratorio y le ocasionó su muerte.
Los médicos del hospital Samic que el 29 de enero del 2015 recibieron su cuerpo sin vida comprobaron las huellas del castigo que recibió la criatura, ya que padecía hematomas y excoriaciones en varias partes de su cuerpo.
Incluso, identificaron lesiones compatibles con quemaduras de cigarrillos.
Sobre la progenitora pesa la acusación de homicidio calificado por ser cometido contra su descendiente, mientras que al sujeto se le imputa el delito de homicidio simple.
Apenas 48 horas antes del fatal desenlace, la madre y su concubino trasladaron a Selene al hospital Samic por una herida.
Tal como consta en el expediente, la doctora Ana Zalazar comentó que el 27 de enero la madre argumentó que la criatura padecía una reacción alérgica en una mano, pero a la profesional le llamó la atención los hematomas en el rostro, tronco y miembros inferiores. Aguirre dijo que las marcas se debían a una caída de su carrito de transporte.
El 29 a la mañana volvieron a la guardia, pero Selene llegó sin vida. La pequeña presentaba múltiples lesiones y heridas en la cabeza.
Por momentos la madre decía que le dio un ataque y en otros que se cayó. Por dichas contradicciones quedó detenida el mismo día, al igual que su ex pareja, apresado en horas del mediodía. Desde entonces permanecen tras las rejas.

Artículo visitado 147 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top