Hace un tiempo a esta parte el conductor político del Frente Renovador habló de la necesidad del refresh político en el partido gobernante, que como es natural se debe ir dando en forma progresiva y no en forma traumática. Algo del refresh se vio en las candidaturas a diputados, en candidatos a concejales y en el caso de Oberá, en los candidatos a defensor del pueblo.
Las señales más fuertes de esta idea del refresh político lo fue dando el gobernador Hugo Passalacqua, quien propuso a la entonces fiscal del Tribunal Penal 1 de Posadas, Liliana Picazo, para ocupar el cargo de ministra del Superior Tribunal de Justicia de Misiones. Teniendo en cuenta su trayectoria en el ámbito judicial y alejada de la militancia política, esta decisión generó elogios de múltiples sectores políticos y sociales. Otra muestra del gobernador es el cambio de presidente en EMSA, designando a Guillermo Aicheler, actualmente presidente de la Cooperativa de Montecarlo, quien será el reemplazante del renunciante Sergio Ferreyra. Y será la primera vez que un dirigente del sector cooperativo se haga cargo de la conducción de EMSA, decisión que tomó el gobernador Passalacqua, y que fue muy bien vista en el sector cooperativo de la FECEM, y en otros ámbitos.
Este reemplazo en la empresa eléctrica provincial dio lugar a especulaciones de que se podrían dar otros cambios en el orden provincial, en algunos casos en el gabinete del gobernador Hugo Passalacqua, y otros en organismos descentralizados y autárquicos, para encarar los últimos dos años de su mandato como gobernador de Misiones, mostrando la vocación del necesario recambio político dentro del partido gobernante.
La salida de Ferreyra abrió las puertas de un sinnúmero de especulaciones, en particular por el pedido del Gobernador Passalacqua que asuma el 10 de diciembre, fecha en la que asumen los nuevos diputados provinciales, y se especula que en esa fecha se podrían estar anunciando otros cambios en algunos organismos importantes. Existe una lista de nombres cargados de especulaciones antojadizas que podrían ser reemplazados. Según se comenta, algunos pasarán a ocupar otros cargos, y otros se irían a su casa a seguir militando desde el llano.

Divorcio con la realidad
En el relato del gobierno nacional sobre la recuperación de la economía se observa un claro divorcio con la realidad, la deuda externa supera los 300 mil millones de dólares, y si se suman las abultadas deudas de varias provincias, que mes a mes están financiando sus déficit con la emisión de bonos en el exterior, la deuda pública argentina sería muy superior a esta gran y abultada cifra.
La deuda externa se incrementa a razón de 100 millones de dólares por día, desde inicios del 2017, incluyendo feriados y fines de semana, según lo informado por el ministerio de finanzas de la nación. ¿A qué se debe tamaño déficit fiscal, si se eliminaron la mayoría de los subsidios que -según el gobierno de Cambiemos- eran distorsivos? Por consiguiente, si eran distorsivos, ¿como se explica el gran incremento en el déficit y el enorme endeudamiento externo?. Es por ello que los organismos internacionales financieros comienzan a advertir sobre la fragilidad de la economía argentina, que de seguir adelante con el actual nivel de endeudamiento externo, puede llevar al país nuevamente a la cesación de pagos en un periodo no muy prolongado por alguna fuerte crisis económica externa, según advierten los especialistas económicos, que a la vez sugieren una serie de ajustes y recortes presupuestarios; los que comenzaron con la quita de más de 1000 millones de pesos de recortes a los jubilados.
Por otro lado, mientras se avanza con las reformas tributaria y laboral, el gobierno de cambiemos ya le ha puesto un techo a los aumentos salariales para el próximo año, que pretenden no superen en ningún caso el 10 por ciento, con lo que la pérdida del poder adquisitivo será significativo con vistas al próximo año. Mas si se tiene en cuenta que ya están anunciados aumentos en energía eléctrica que superaran el 70 por ciento, gas en un 40 por ciento y en los próximos días se espera un nuevo aumento en los combustibles del orden del 10 por ciento, que se repetirá en el primer trimestre del año que viene.
La preocupación comienza a ser cada vez mayor, no solamente en el sector público, que deberán hacer frente a mayores demandas sociales, sino también la preocupación es cada vez mayor en el sector privado por la caída en las ventas, no solo por la pérdida del poder adquisitivo de los clientes, sino también por los aumentos en los costos fijos como lo son la luz y los combustibles, variables que impactan directamente sobre los costos.
Evidentemente el gobierno del presidente Mauricio Macri logró que la gente se divorcie de la realidad, ofreciéndole a cambio un reality show, que gusta y entretiene.

Artículo visitado 50 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top