“Señor Knack, yo como usted también quiero justicia. Quiero justicia para mis hijos que están sufriendo una tortura de casi cuatro años; quiero justicia por mí, que estoy padeciendo preso por algo que ni siquiera pensé. Perdí mi familia por esto. Me separé de mi señora porque ella se quedó sola con cuatro chicos. Salí damnificado, no como usted, porque a usted no le devuelve nadie a su familia, pero yo también estoy solo”, subrayó Juan Ramón Godoy (47), al declarar ayer ante el Tribunal Penal Uno de Oberá.
De esta manera y mirando directamente a los ojos, uno de los tres imputados por la masacre de Panambí se dirigió a Carlos ‘Nano’ Knack (27), el único sobreviviente del cuádruple homicidio de su familia.
Por casi una hora, Godoy relató los pormenores de lo hizo durante la jornada del 25 de mayo del 2014 en la localidad de San Javier, donde residía. Aseguró que estuvo todo el día con su familia, no se movió del pueblo y se desligó del caso.
Subrayó que no tenía trato con los demás acusados, el ex prefecto Pablo Julio Paz (54) y el chapista Marcial Benicio Alegre (54), al tiempo que detalló los apremios y amenazas que padeció por parte de la Policía en los primeros días de su detención.
Sobre los raspones en la pintura de su VW Bora, en la víspera un chapista de San Javier corroboró que el 5 de mayo -20 días antes de la masacre- realizó un presupuesto para una reparación que no concretó por falta de tiempo. Esto desacreditaría la versión que señala que el auto de Godoy rozó un palo en una alcantarilla en el kilómetro 13 de Panambí el día del hecho.
El imputado mencionó que en mayo del 2014 pesaba 160 kilos y hasta le costaba subir y bajar de su coche. Contó que trabajaba muy bien en su lavadero y pensaba abrir otro, al tiempo que reconoció que cobraba un sueldo del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (Ifai) sin trabajar.

Su versión 
Ante los jueces, Godoy aseguró que el 25 de mayo se levantó a media mañana, preparó el mate y junto con su señora fueron a comprar carne y verduras para el asado del domingo. Mencionó los nombres de los comercios donde estuvieron.
“Después pasé frente a mi lavadero, como lo hacía todos los días. A las 11.30, 12, llegamos a casa, bajé las cosas y preparé el asado. Entre las 13 y 13.30, terminamos de almorzar y me fui a dormir la siesta, mientras mi esposa le preparaba el bolso a nuestro hijo que estudiaba en el Instituto Gentilini, en San José. En la mesa discutimos porque no le iba a llevar porque tenía las gomas del auto muy gastadas. Después le llevé a la terminal porque el colectivo salía a las 15.30, 15.45 y regrese a mi casa sin hacer ninguna escala. Mi señora se acostó y yo volví a la cama”, relató.
En tanto, a las 18.30, llegaron dos personas, un empleado y un albañil, quien le daría un presupuesto para el nuevo lavadero. Estuvieron hasta las 19.30 o 20, precisó.
“Y no volví a salir hasta el otro día, recién a las 13, porque estaba lloviznando y mi ex señora como es peluquera no trabaja los lunes”, agregó.
El martes 27 continuó con la rutina normal desde las 6 y a las 9 llegó a la peluquería de su esposa, donde se enteró por internet de lo que sucedió en Panambí. “Me pareció una locura”, afirmó.
Luego salió a buscar al encargado de su lavadero, cuando un policía con el arma desenfundada lo detuvo en el único semáforo del pueblo.
Con su propio coche, llevó a dos uniformados hasta la comisaría, donde le dijeron que el jefe quería hablar con él. Ahí conoció a Paz, con quien sólo se había cruzado en el pueblo.
“Yo usaba el pelo bien cortito porque mi señora me pasaba la maquinita y Paz me preguntó si era policía”, señaló.
Y agregó: “El jefe de la comisaría nunca me atendió. El oficial Fernández me dijo que me querían involucrar en un robo seguido de muerte ocurrido en Panambí. Ya habían allanado mi casa y yo ni sabía”.

Los apremios 
A lo largo de su declaración, Godoy mencionó que fue víctima de apremios físicos y psicológico y en varias ocasiones mencionó al oficial Enrique Oscar Arenhardt, el mismo que integró la comisión que detuvo a Paz y quien luego le tomó declaración a Cristian Knack (25) antes de su deceso en el hospital Madariaga.
El primer golpe se produjo en su traslado desde San Javier a Panambí. El detenido viajaba en un Corsa y adelante iba su Bora, cuando observó que estaban fumando en su coche y le comentó eso a los policías de la Brigada.
“Entonces el oficial Arenhardt me dio un tape en la boca y me dijo que dentro de 40 años mi auto no iba a servir para nada”, mencionó.
En uno de los sucesivos traslados a la Seccional Primera de Oberá, “Arenhardt me volvió a agredir con un tape en el oído y me preguntó por Alegre. Yo tenía 160 kilos y me costaba mucho sacarme la ropa; pero me hacían sacarme y ponerme varias veces, en una me caí y Arenhardt me pisó las manos”.
“Otra vez, no recuerdo bien si fue viernes o sábado, llegaron de la Brigada de Posadas y me preguntaron le conocés a Pablito, sí es mi hijo, respondí. Me preguntaron por Alegre y les dije que no sabía, y me respondieron: ‘Pablito se va quedar sin papá porque vos no querés colaborar’”, denunció.

Se afeitó en la comisaría  
En su declaración, comentó que en una oportunidad el entonces jefe de la Seccional Tercera, de apellido Da Luz, le preguntó si no se quería afeitar, una cuestión inusual en las comisarías.
“Me llevaron a un baño que era de uso del personal y me afeité tranquilo. Cuando empecé a limpiar, el mismo jefe me dijo que la chica de la limpieza se iba a encargar y que yo vuelva a la celda”, detalló.
Esa situación podría tener relación con el posterior hallazgo de material genético suyo en un trozo de media fina, supuesto pasamontaña, encontrado en la escena del crimen.
Más allá de la suspicacia, insistió con su inocencia y se preguntó: “Cómo puedo estar detenido si no conocía a los Knack, nunca le compré madera”, al tiempo que se reprochó por errores del pasado, respecto a una condena previa por robo.
También lamentó haberle prestado el auto a su hijo -entonces de 15 años-, quien en la madrugada del 4 de mayo tuvo un leve accidente que produjo unos raspones en el chasis, circunstancia que luego, al decir de testigos, puso el Bora en inmediaciones de la casa de los Knack.
“Fue una imprudencia mía prestarle el auto a mi hijo, pero yo nunca tuve lo que pude darle a él y soñaba con que me pida el auto. Reconozco que fue un sueño loco”, indicó.
También cuestionó la preservación de su auto durante los meses que estuvo en custodia, ya que ni siquiera tenía faja de seguridad.

El aval del chapista
En la sexta jornada del debate, Miriam Pérez (41), ex esposa de Godoy, aseguró que “ese día en ningún momento salió de la casa”.
En otro tramo, mencionó que fue maltratada en la comisaría de San Javier. “No sé si puedo decir las palabras que me dijeron. El oficial Baumgartner me apretó de mala manera, me llegó a escupir, quería que afirme que (Godoy) estuvo en la causa, que sí o sí afirme eso. Me dijo así viven las putas, con los tipos que sacan la plata ajena”.
Por su parte, Juan Gabriel Godoy (18), hijo del imputado, recordó que el 3 de mayo su papá le prestó el auto porque el 4 era su cumpleaños. Llegando al Club Hércules rozó a otro vehículo que estaba estacionado y se produjo un raspón del lado derecho.
Nunca escuchó que su papá hable de Paz o Alegre y nunca los vio en su casa. “Espero que todos acá oremos por lo que pasó”, concluyó
El chapista Pablo Stach (42) confirmó que el 5 de mayo del 2014 Godoy le llevó su Bora para un presupuesto. Tenía marcas del lado derecho compatibles con el roce descripto.
Por otra parte, el Tribunal anticipó que en las próximas jornadas resolverá la situación de Sergio Machado, un sujeto detenido por otro delito que fue citado como testigo y se negó a declarar. Ocurre que en ronda de presos, un reo dijo que Machado aseguró que participó de la masacre, lo que daría entidad a la hipótesis de un entregador, ya que el citado era empleado en el aserradero de las víctimas.
El debate continuará el próximo martes y fueron citados doce testigos, entre ellos el empleado y el albañil que según Godoy estuvieron con él en San Javier el día y hora que asaltaron a los Knack.

Artículo visitado 155 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top