Una mujer con cinco hijos se instaló detrás del Complejo Deportivo Villa Ruff, en la ciudad de Oberá, con una carpa. Rosalina María vivía en Campo Grande pero se fue de la casa por sufrir violencia de género.

Agentes de Salud Pública fueron al lugar y constataron que los chicos tienen el calendario de vacunación.

El propio Intendente de Oberá y su equipo fue a visitar a la madre y les ofrecieron una solución inmediata que es alojarse en el hogar Mitaí y luego activar los mecanismos correspondientes a estos casos de violencia de género. Desde el viernes están viviendo en la carpa.

Artículo visitado 268 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital. Foto: Luciano Ferreyra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top