Agenda cultural
Néstor Farini, según consta escuetamente en la última tapa del libro es “Bellavistense desde la cuna y por elección, participó en varias Antologías de Cuentos y Poesías y este es su primer libro: “Después de un año bajo la tierra”. Poesía, cuentos (y palabras que vienen a cuento) ”.
El título alude a una canción de María Elena Walsh, la cigarra, cuando dice que después incluso de la muerte, uno puede volver fortalecido y cantando. Entonces, dice, este libro “es una puerta abierta para decir mis cosas”. En sus cuentos está también el paisaje misionero, conectado con él porque hay lazos de amor que son sus dos hijos misioneros. En su poesía está presente un compromiso social, con su vida, con su accionar, con sus convicciones, con experiencias muy dolorosas; luchas sociales, experiencias de desocupación, un recorrer escuelas correntinas en épocas muy difíciles, con un colectivo cultural de 8 a 10 amigos poetas, para leer con los gurises… Parte de aquellas lecturas están contenidas aquí.
Esta poesía, como las de contenido social, profundiza “verdades” con brevedad en la expresión, buscando la palabra justa, que “diga cosas”. Entonces la voz del poeta se vuelve potente en el silencio de la lectura y dice lo que otros no pueden. Elijo algunas vivencias de su poesía para el caso: RENCOR: “Voy a escribir con la insistencia del inicio/con la misma calentura de esta sangre/que cuando bulle desafía mis principios…./ Del odio conocía la palabra;/… yo no sabía odiar, no sabía…/ ahora entiendo la actitud marginal de aquel poeta/ “que en lugar de agarrar una escopeta ,/ tomó un lápiz y salió a matar” (R. Arlt)” . Y en RIOS DE PALABRAS: “ Y sigo hablando, claro,/ por miedo a una explosión interna,/ ….Hablo porque hay para decir/ y no por no callar./ Hablo con voz de trazo grueso,/ porque escribir con sangre/ jamás quisiera,/ pero si fuera necesario…/Yo te bendigo palabra/ libre, oportuna y certera,/ más que a los silencios predicados/ por las huestes de los recatados./ Hay tanto por decir de lo que viene,/de lo que fue, o es./Poco que callar y nada que dejar pasar./ Escribir con sangre no quisiera…”
En este momento recuerdo a Mario Benedetti cuando expresaba que “la poesía dice honduras que a veces la prosa calla”. El valor, la fuerza , el poder de la palabra escrita, no imaginamos cuánto nos puede inquietar, cuánto nos puede conmover , cuánto nos pregunta. No imaginamos cuánto nos impreca, cuánto puede amenazarnos, cuánto nos condena. “Yo te bendigo palabra libre, oportuna y certera, más que a los silencios predicados”.
Néstor Farini presentó su libro en la 40 Edición de nuestra feria, acompañado por Joselo Schuap, ante un público atento y emocionado. Lo conocimos a través de nuestro Gastón Nakazato, al que agradecemos este encuentro. Según el autor, ellos son parte de un colectivo de artistas que interactúan “para ir diciendo aquello que se nos vuelve imprescindible” en el que también están Carlos Nievas, muralista misionero , Gustavo Oviedo, Nancy Bianchetti, Sergio Luis Fuster y Fany Soler.

Artículo visitado 18 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top