La campaña electoral entra en su última semana y todos los candidatos apuntando a sumar los votos de aquellos que no fueron a votar en las elecciones primarias, y también a aquellos que no votaron del todo convencidos a alguna de las ofertas electorales. En Oberá como en otras localidades se agregan otros condimentos adicionales, como lo es la elección del defensor del pueblo; y en otras localidades concejales, y en otras convencionales constituyentes.
En la desinformación existe la confusión, se escucha decir por ejemplo a algunos electores de Misiones que votarán a Cambiemos, para que no gane la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo las consignas son claras, por un lado se aclara que se trata de defender un modelo político misionero que no tiene nada que ver con la pelea política entre el presidente Mauricio Macri y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que es una disputa que se da solamente en la provincia de Buenos Aires y no de los misioneros. Por el lado de Cambiemos se pide votar a sus candidatos para apoyar al presidente Macri, pero se habla muy poco de la defensa de los intereses de los misioneros en la legislatura nacional.
Los candidatos del Frente Renovador salieron a explicar que se deben elegir legisladores que defiendan los intereses de la provincia, con el argumento que los fondos coparticipables se encuentran amenazados de ser recortados por el gobierno nacional, a la vez reiteran que les seguirán asegurando la gobernabilidad al presidente Macri como lo vienen haciendo. En el mismo sentido se expresó el gobernador Hugo Passalacqua, de quien se dice que tiene una imagen positiva de gestión por encima del 70 por ciento, y es por el ello que asumió un rol también protagónico en la campaña electoral.
En el acto de entrega de títulos de propiedad en el Barrio Cien Hectáreas, Passalacqua, antes visitó las obras de saneamiento y canalización del arroyo Mbotaby, en su discurso el gobernador obereño al momento de pedir el acompañamiento votando a los candidatos del Frente Renovador, remarcó que desde el espacio político misionerista no tienen ningún patrón político en Buenos Aires que le digan lo que tienen que hacer o decir. Passalacqua insistió en la necesitad de contar con legisladores nacionales y provinciales que defiendan los intereses de los misioneros y no los mandatos políticos partidarios.
El candidato a primer senador por el Frente Renovador, Maurice Closs, en su recorrida en Oberá, alternó visitas en los barrios y charlas con los medios de comunicación, en donde volvió a señalar la necesidad de hacer campaña cara a cara con la gente, difundiendo las propuestas, pero fundamentalmente escuchando la opinión de los misioneros.
Por el lado de Cambiemos buscan darle un mayor tinte nacionalista a la campaña, es por ello la presencia del presidente Maurico Macri, el lunes pasado en Puerto Iguazú. También el próximo miércoles 18 por la tarde estará en Oberá encabezando un acto proselitista en el salón de la iglesia Santa Olga la Vicepresidente Gabriela Michetti. Además se espera la presencia de otros funcionarios del gabinete nacional que se anuncian podrían estar la próxima semana en la provincia.

Fuera y lejos de la grieta
No es un dato menor que en un año electoral de renovación parlamentaria se sancione el presupuesto provincial 2018, esto demuestra que en Misiones estamos lejos y fuera de la grieta política de la que se habla a nivel nacional. Y esto también se observa en el desarrollo de la campaña proselitista, en donde sin agresiones ni enfrentamientos verbales, cada sector político expone sus ideas y propuestas, respetando las diferencias existentes entre la diversidad de pensamientos. Las prioridades marcadas en el presupuesto aprobado son salud, educación y acción social, lo que demuestra cual es el pensamiento del gobierno que encabeza el gobernador Hugo Passalacqua, indicando a que aéreas se priorizaran los recursos financieros de la provincia.
La aprobación del presupuesto por unanimidad fue uno de los hechos destacados por el oficialismo y por otros sectores políticos como un hecho trascendente en la política misionera. No solo por ser nuevamente la provincia de Misiones la primera en tener su presupuesto aprobado, sino en particular que el mismo tuvo tratamiento durante la campaña electoral y ningún sector político buscó sacar algún rédito electoral tratando de embarrar la cancha, como comúnmente se da en el ámbito político y más aún en medio de una campaña electoral de renovación parlamentaria. Y esto habla bien de la dirigencia política misionera, que ha actuado con altura, mesura y compromiso cada uno exponiendo sus ideas y tratando de mejorar, y no de buscar poner palos en la rueda.
Antes de la aprobación del presupuesto se concretaron 33 reuniones con las diversas áreas del gobierno provincial, donde los funcionarios explicitaron los destinos que tendrían los fondos presupuestados; además de tomar en cuenta las opiniones y aportes de los diversos sectores políticos que se involucraron en el debate presupuestario. Esto también es un dato importante, puesto que el oficialísimo tiene mayoría en cámara y en las respectivas comisiones podría obviar los planteos de los sectores opositores, pero sin embargo se abrió al diálogo escuchando y logrando los consensos necesarios para que el presupuesto con el que contará el ejecutivo provincial el próximo año, sea aprobado por unanimidad de los diputados provinciales.
El presupuesto aprobado alcanza la suma de 54.727.991.000, monto que expresa un incremento de 12.759.674.000 comparado con el total que se está ejecutando este año. Según trascendió, las áreas de Salud Pública, Desarrollo Social y Cultura y Educación se llevan el 56,8 % del total, alcanzando un monto récord para atender estas áreas orientadas hacia la inclusión social y garantizar la igualdad de oportunidades de todos los habitantes. En total, las tres áreas suman 31 mil millones de pesos, de acuerdo a lo expresado por un matutino posadeño. Salud recibiría un incremento del 13,9 %; Desarrollo Social un 12,4 % y Educación un 30,4 %. La cartera que conduce la ministra Ivonne Aquino alcanzaría un récord 16.676 millones de pesos.
No obstante existe preocupación en el gobierno provincial por la caída en la coparticipación federal, de manera tal que presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el reclamo de la provincia de Buenos Aires, que tiene la intención de recuperar el fondo del conurbano bonaerense, lo que amenaza a los demás provincias del interior con dejarlas con menos recursos de la Nación. Y esta es otra de las cuestiones que están en juego en estas elecciones legislativas del próximo 22 de octubre.

Artículo visitado 29 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top