Fue liberada ayer la madre de Natanael Adalid Dos Santos, el bebé fallecido en el hospital Samic que presentaba hematomas en varias partes del cuerpo, aunque la posterior autopsia determinó que su deceso se produjo por causas naturales y no traumáticas.
Así, tras permanecer cinco días detenida de manera preventiva, en horas del mediodía Ramona Dos Santos (36) fue notificada de la resolución del juez de Instrucción de San Vicente, Gerardo Alberto Casco, quien ordenó su inmediata libertad.
Precisamente, en la víspera el magistrado recepcionó el informe del cuerpo médico forense que descartó la muerte violenta, tal como anticipó El Territorio en su edición del martes.
No se halló evidencia externa ni interna de traumatismo, mientras que la causa de la muerte fue producto de una “coagulopatía por sepsis con foco pulmonar”, precisaron fuentes del caso.
Desde un primer momento, Dos Santos negó su responsabilidad en el hecho y se mostró abatida por las sospechas en su contra, como dejó explicitado en una entrevista exclusiva con este matutino, minutos antes de ser detenida el mismo viernes en el Samic.
La progenitora permaneció detenida en San Vicente, donde reside, y el lunes asistió con custodia policial a la inhumación de su bebé, cuyo cuerpo fue entregado horas antes a familiares para velatorio y posterior sepultura.
Desde la Comisaría de la Mujer comentaron que Dos Santos está muy afectada por la situación vivida, por lo que recibió contención por parte de profesionales de la dependencia, quienes recomendaron un seguimiento terapéutico.
“Es una señora de condición muy humilde, que no terminaba de entender la acusación y el accionar de la Justicia, que en estos casos detiene de manera preventiva hasta tanto se conozca el resultado de la autopsia. Ella estaba indignada y triste por las sospechas”, comentaron.

El caso 
La mujer fue apresada el viernes tras el deceso de la criatura, de apenas 37 días, que presentaba hematomas y hemorragia interna. Por protocolo, las autoridades del hospital de San Vicente, donde fue ingresado el jueves, radicaron la correspondiente denuncia penal.
Como primera medida, el personal policial tomó declaración testimonial a la profesional interviniente, quien dejó constancia de que el bebé presentaba “hematoma en flanco izquierdo de 10 centímetros de longitud y 5 de largo por 3 de ancho, y hematoma en región lumbosacro derecho de 5 centímetros de largo y 3 de ancho”.
Su estado general era grave y se decidió su traslado urgente al Samic de Oberá, donde permaneció con respirador artificial y falleció el viernes a media mañana.
En consecuencia, el juez Casco ordenó la realización de la autopsia y la captura preventiva de la progenitora, quien fue detenida en el mismo nosocomio obereño.
Asimismo, desde un primer momento los médicos del Samic que atendieron a Natanael no descartaron que el pequeño haya padecido un cuadro de coagulopatía, trastorno congénito o adquirido que afecta la capacidad de coagulación normal de la sangre y produce hematomas.

Inocente 
Por su parte, minutos antes de ser detenida, la madre charló con este diario y se mostró dolida por las sospechas en su contra.
“No se cayó ni le golpeamos. La única que le cuidaba era yo. Encima le bañé dos veces y con un cuidado tremendo le ponía en la bañera. Anteayer le llevé al hospital, el doctor me dijo que tenía muchos gases y que le tenía que dar un tecito para que largue los gases. Pero le dolía y no paraba de llorar”, comentó entonces Dos Santos.
Mencionó que su hijo nació el 18 de julio pasado en su vivienda del barrio San José, tras lo cual acudió al nosocomio local.
“Ni bebé nació en casa porque no aguanté. De ahí fuimos al hospital y nos revisaron a los dos. Al bebé le pusieron una inyección, pero no sé de qué tipo. Acá (en Oberá) los médicos me dijeron que los moretones eran por esa inyección que le aplicaron, y que yo tendría que haberles preguntado qué clase de inyección le hicieron”, argumentó.
Consultada al respecto, comentó que “los moretones se notaron más o menos a los 22 días”, mientras tanto el pequeño era “sanito, tengo videos en el teléfono que él está mamando. Todavía para amanecer ayer (por el jueves) mamó”.
Indicó que a los 16 días lo llevó a consulta porque estaba resfriado, pero se lo notaba bien. “Encima había aumentado de peso y todo”, agregó.

Artículo visitado 181 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top