Herbert Castellanos, encargado de la Dirección de Saneamiento Ambiental de la Municipalidad, en charla con El Aire de la Mañana explicó sobre cuál es la realidad en cuanto al índice larvario en la ciudad de Oberá y que se traduce en la peligrosidad de proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades vectoriales, “No podemos pensar que el tema no está más y en realidad es ahora cuando tendríamos que ajustar más, principalmente en el decacharrizado, la eliminación de potenciales criaderos. Está dando alto, las condiciones climáticas están favoreciendo y tenemos que tomar acciones entre todos, desde el Municipio coordinando, de hecho, vamos a retomar esas tareas tipo operativos por los barrios tratando de llegar al período de prebrote y brote que sería a fin de año en donde se presenta la gran cantidad de casos”.

Castellanos aclaró que el municipio coordina, pero esta es una tarea de todos, “Creo que cualquiera que revisa el fondo de su casa y su peridomicilio va a encontrar estos elementos que realmente funcionan como verdaderos criaderos, que reúnen las condiciones y no estamos hablando de grandes recipientes, sino más bien de todo lo que a veces no nos damos cuenta como las tapitas, las canaletas, floreros, portamacetas, juguetes y todo eso que queda a veces a la intemperie y con el agua dan las condiciones para que eclosionen los huevos del mosquito”.

El titular de Saneamiento Ambiental consideró que los restos de hojarascas de las podas también contribuyen y son favorables al escenario para la multiplicación de vectores. Recomendó recorrer permanentemente el domicilio y prestar atención, “Hay que mirar porque las larvas se observan a simple vista. Tapar los recipientes, en el caso de algunos floreros colocarles arena o larvicidas para los espejos de agua, bañados o piletas. Ya sea larvicida químico o biológico para evitar que eclosionen los huevos”.

“En una reunión que se hizo sobre el agua coincidíamos los entes que controlan la calidad del agua, que muchas veces se deteriora por la falta de tapa. Estamos hablando de un tema que tiene que ver con la salud directamente. Además de ser potenciales criaderos de mosquitos es increíble la cantidad de tanques que existen sin tapa y eso obviamente da las condiciones ideales para multiplicación microbiana y las enfermedades que ocurren y además como criadero de mosquitos”, finalizó Herbert Castellanos.

Artículo visitado 49 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

www.meridiano55.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top