Agenda cultural
Decíamos en la Agenda anterior, que la Feria acrecienta su biblioteca con la donación que hace cada escritor, de su libro. Es así que entre ellos el autor Erni Vogel de Puerto Rico, Misiones, nos dejó el siguiente título: “Ajedrez Escolar. Indagaciones y Perspectivas”.
No es un tema nuevo, porque el Ajedrez como juego fue creado varios siglos atrás. Según dice el autor, al principio a través del aporte de los griegos a las aritméticas de los egipcios y babilonios, en los años 500 a.C al 300 d.C. Para llegar a la creación del ajedrez como juego en los siglos V o VI d.C y de allí establecerse en todo el mundo oriental y occidental.
Pero es un tema nuevo la propuesta del libro de “Ajedrez en la Escuela” dentro de las Ciencias de la Educación (sin pretender ser el ajedrez una ciencia, a pesar de que se le ha calificado de “juego ciencia”). No hay duda que es una práctica socio-cultural educativa que mejora la socialización de alumnos escolares y ha conquistado un lugar de privilegio en las Escuelas que han facilitado su práctica. El gobierno de Misiones ha aceptado el programa de ajedrez en la escuela y tiene una ley aprobada al respecto, Ley VI Nº 158, que aún no puede aplicarse por la falta de Reglamentación.
El libro se hace sumamente atractivo a través de sus VII Capítulos, desde la cuestión principal ¿Qué es el ajedrez escolar?: El juego en la educación y el ajedrez como juego educativo. El capítulo de Misiones, donde se historia la legitimación formal del juego en las escuelas, los eventos programados, los congresos realizados, la importante documentación oficial existente. También aborda y relata las experiencias del ajedrez en algunas escuelas especiales, como en la Escuela Especial Nª 2 de Oberá y en la Escuela Especial Nº 8 de Puerto Rico.
El Prof. Erni Vogel es ajedrecista de fama internacional. Llegó a nuestra 40 Edición luego de haber recorrido 16 ciudades de España dictando seminarios sobre Ajedrez. El ha creado su propia estrategia para enseñar ajedrez en forma dinámica y atractiva, ya tomando como punto de partida una leyenda, cuentos, relatos, las matemáticas, la vida cotidiana. El dice que todos los chicos de todos los niveles y los adultos también logran “aprender jugando”.. Propone también, relacionar el Arte del Ajedrez con el Arte del Teatro, porque el teatro, como el tablero, es una espacio de expresión, un lugar de combinar estrategias entre dos personas. En el teatro, como en una partida, los jugadores viven, transmiten todos los sentimientos y emociones.
El agrega “me llamó la atención por qué un chico que comienza a jugar “mueve, juega, sacrifica, come” sin miedo, se desinhibe para jugar y el adulto (en cambio) no quiere “sacrificar piezas”. El chico juega, se arriesga más, esa podría ser una hipótesis. El chico no tiene la experiencia del adulto, el chico juega por inercia y el adulto en ese trayecto no entra en el juego, de tanto poner en juego sus conocimientos y experiencia. No llega a entrar en el juego. El niño juega y no tuvo experiencia de juego de ajedrez. Tuvo experiencia de juego”.

 

Artículo visitado 18 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top