Idas y vueltas, marchas y contramarchas. El caso por el homicidio de la pequeña Selene Aylén Aguirre quedó empantanado en una maraña de recursos, trabas y acusaciones, al punto que ayer los integrantes del Tribunal Penal Uno confirmaron su inhibición por sentirse agraviados por los dichos expresados por el defensor de Victoria Aguirre (24).
En consecuencia, ante la imposibilidad de cumplir con los plazos legales para la reanudación del debate oral y público, se confirmó la anulación del juicio suspendido el 4 de julio pasado por la recusación del Tribunal solicitada por el abogado Roberto Bondar.
En tanto, si bien el pedido de apartamiento de los magistrados Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero fue rechazado por el tribunal especial, que no halló elementos para probar la presunta parcialidad denunciada por la defensa de Aguirre, los citados jueces decidieron apartarse por decoro y se deberá conformar un nuevo tribunal para juzgar el caso.
Por ello, se anulará todo lo expuesto en las tres jornadas desarrolladas hasta el momento y el nuevo debate comenzará de cero, aunque no existen precisiones respecto a la fecha de comienzo.
El Tribunal Penal Uno también se apartó del pedido de excarcelación solicitado en la víspera por la defensa de Aguirre, trámite que deberá resolver el próximo cuerpo.
Asimismo, en paralelo al rechazo de la recusación con causa planteada por Bondar, el tribunal especial giró actuaciones a la fiscalía de instrucción en turno para que se investigue la actuación de los jueces y los dichos del letrado, quien acusó de serios delitos a Avendaño, Aguirre y Rivero.
Tal como anticipó El Territorio en su edición del viernes pasado, los camaristas Jorge Villalba, Graciela Heppner y Azucena García de González ratificaron lo actuado por los magistrados que llevaron adelante las primeras jornadas del juicio, desestimando los argumentos del defensor de Victoria Aguirre.

Calumnias e injurias
Ayer, tras ser notificado del rechazo de la recusación, el juez Aguirre anticipó que todos los integrantes del Tribunal Penal se inhibieron del caso por la violencia moral del que fueron objeto por parte de Bondar y el decoro de sus propias embestiduras.
Con una trayectoria de 26 años, el magistrado se mostró indignado y dolido por las apreciaciones del defensor de Victoria Aguirre, con quien no tiene ningún tipo de parentesco.
En diálogo con la prensa, anticipó que el tribunal que integra no actuará en ninguna otra causa en la que intervenga Bondar y mencionó que requerirán alguna medida por parte del Colegio de Abogados.
En tanto, consideró que la posibilidad de un jury de enjuiciamiento es “manifiestamente improcedente”, a pesar de la insistencia del letrado.
“El tribunal juzgador rechazó la recusación con causa planteada por el doctor Bondar y hoy (por ayer) nos notificamos de la resolución, pero los integrantes del Tribunal acordamos apartarnos del conocimiento de la causa en virtud a lo dispuesto por el artículo 49 del Código de Procedimiento Penal respecto de la violencia moral y el decoro”, explicó el juez Aguirre.
Sin disimular su malestar por la situación vivida, comentó que, “en la audiencia oral, el doctor Bondar tuvo expresiones y términos injuriantes, agraviantes y calumnió a los integrantes de este tribunal. Empleó términos que nosotros jamás esperamos. Nos trató de delincuentes y que tuvimos comportamiento típico de barras bravas. Realmente nos chocó, porque más allá del ejercicio de la defensa técnica, no se puede empañar de esta forma a las personas. Somos ciudadanos de esta comunidad, vivimos y trabajamos acá”.

“Suma bajeza”
El juez Aguirre reconoció que en 26 años de trayectoria nunca lo habían atacado a él y a sus pares de la forma en que lo hizo Bondar, quien contó con un manifiesto respaldo de organizaciones de género en la defensa de la imputada.
“Es la primera vez que un profesional está lejos de la altura de las circunstancias. Al contrario, mostró suma bajeza. No existe enemistad alguna con Bondar por parte de ninguno de los integrantes del tribunal. Además nos acusó de que desconocemos el derecho o que tratamos de beneficiar a uno de los imputados, y nada más lejos de esa situación. Siempre trabajamos de manera honesta y transparente y lo seguiremos haciendo de la misma manera”, subrayó.
Y agregó: “No todas las causas son iguales ni todos los profesionales son lo mismo. Hay abogados dignos y respetuosos. En 26 años tuvimos de todo, pero nunca así. Creo que un poco fue exacerbado por este grupo de personas que aparecieron, del Partido Obrero, de ATE, organizaciones de mujeres y otras. Es mi modesta opinión”.
Respecto a la marcha del caso, el magistrado explicó que se venció el plazo de diez días estipulado por el Código de Procesal Penal para la suspensión de un juicio. Por ello, tras la inhibición de la víspera se deberá conformar un nuevo tribunal que comience con el debate de cero. Tampoco existe fecha tentativa al respecto.
Aguirre confirmó que el Tribunal Penal también se apartó del pedido de excarcelación que presentó la defensa de la acusada.
“Pero no sólo eso, ya que a partir de ahora nosotros no vamos a entender en ningún expediente en el que esté Bondar como abogado defensor. Fueron muy graves sus expresiones y acusaciones hacia la honorabilidad de este Tribunal. Nosotros no vamos a tolerar. La fiscal también se inhibió. Y más ella, que fue objeto de agravios en la vía pública con afiches donde la trataron de misógina y machista. Llama la atención la falta de respeto a la ley establecida y al juicio oral y público. Acá apenas se escucharon a siete de 34 testigos y se habla de parcialidad”, remarcó.

Graves acusaciones
La recusación del tribunal en pleno debate se constituyó como un hecho inédito en el ámbito de la Justicia local, como también lo fueron las acusaciones del abogado Bondar hacia los magistrados obereños.
En el inicio de la tercera audiencia del frustrado juicio, el letrado confirmó el pedido de apartamiento de los jueces y la continuidad del debate comenzó a desvanecerse ante la estrategia defensiva.
Sin medias tintas, Bondar acusó de “mal desempeño, arbitrariedad y falta de imparcialidad” a Avendaño, Aguirre y Rivero.
Entre los considerandos del recurso, planteó que el tribunal se encontraba “fuera de la ley” y exhibió una “enemistad manifiesta” hacia su clienta.
Según Bondar, los citados jueces “no son imparciales”, perjudican a Aguirre y benefician a Rolando Lovera (33), acusado en el mismo expediente.
“Ustedes no poseen la necesaria objetividad para administrar esta causa”, disparó Bondar contra el tribunal. Luego, en declaraciones a la prensa, fue más allá y calificó la situación como “vergonzosa y repugnante”, al tiempo que reclamó un “tribunal digno”.
Tales aseveraciones del abogado se dieron cuando apenas habían declarado siete de los 34 testigos citados. También la fiscal Estela Salguero fue blanco se serias acusaciones.

A foja cero
Con la inhibición del Tribunal Penal, todo lo actuado en las primeras jornadas del debate quedó anulado y habrá que empezar el juicio desde foja cero, siempre manteniendo la investigación y las pruebas de la instrucción del caso.
Mientras tanto, Aguirre y Lovera continuarán tras las rejas, siempre y cuando se cumplan los pasos procesales.
En consecuencia, los testimonios y pruebas expuestas entre el 28 de junio y el 4 de julio no serán tenidos en cuenta en el nuevo juicio.
Por lo pronto, está probado que el jueves 29 de enero del 2015, a las 5.45, Victoria Aguirre llegó a la guardia del Hospital Samic con su hija Selene en brazos. Primero dijo que la niña se cayó del changuito, pero después afirmó que se le cayó una computadora en la cabeza.
Los médicos confirmaron que la criatura estaba sin vida. Observaron una herida cortante en la cabeza y hematomas de larga y reciente data. También quemaduras. La madre entró en contradicciones y quedó detenida. Ese mismo día capturaron a Lovera, quien era concubino de Aguirre. Desde entonces ambos están presos, ya que el expediente judicial los incrimina.
Artículo visitado 201 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Territoriodigital. Foto: Luciano Ferreyra


3 comentarios en “Los jueces se inhibieron y el debate por el caso Selene empezará de cero

  1. Alberto Diaz

    Primera acotación ¿son todos doctores o abogados? creo que hay una diferencia.
    Segunda : El unico que gano, fue Bondar, y ustedes no sé si son lo que dijo el defensor, pero lo que si sé y se ve a la legua, es que son unos cobardes, que al primer grito contra su honorabilidad, se separan de la causa, por favor !!! los jueces son lentos, y ahora le agregamos la cobardia, debieron seguir con el juicio y hacer callar a quien los contradiga, si el cree que tiene razon, que lo presente despues de a un tribunal superior, es lo logico, pero ustedes de logica, no tienen nada
    Han sentado una jurisprudencia peligrosa, ahora cualquier acusado, va a empezar a acusar a los jueces, a traer agupaciones para que hagan lio, los presione por la calle y los jueces se iran corriendo. La que nos espera.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top