Agenda cultural Semana de la Amistad
En esta semana no nos debe parecer raro que una institución, como la Feria Provincial Del Libro, se una a las celebraciones, máxime que está integrada por catorce personas que han cultivado la amistad por tantos años, así como con otras instituciones y personas. Es una oportunidad para agradecer la amistad de quienes cada año están con nosotros, apoyando la cultura a través de los libros y los escritores; a través de la música, la danza, el baile, el teatro, el arte, y sus cultores; a través de la prensa en todas sus expresiones y sus animadores. Creemos que nuestro programa de actividades culturales es una muestra de amistad hacia todos nuestros invitados. La presencia de los libreros y sus stands, es también la vivencia de una amistad cultivada por años y renovada toda vez que los llamamos.
Un ejemplo de amistad entre instituciones, fue la presencia de la Universidad Autónoma De Encarnación (UNAE) con una Delegación muy importante: Rectora, Vicerrector, Presidente de los escritores del Paraguay, artistas de la música y especialmente, la presencia de uno de los hijos del escritor Augusto Roa Bastos a quien se dedicaba la Feria, Carlos Roa Mascheroni, también escritor.
No fue difícil decidir dedicar nuestra Feria a Augusto Roa Bastos, porque él fue un exponente de la literatura latinoamericana y un ejemplo del sufrimiento de un país que lo expulsó varias veces por sus ideas. Roa se refugió en la Argentina, por 30 años, hasta que nuestra propia dictadura lo expulsó hacia Europa, donde logró un lugar de preponderancia en Francia y España. Volvió a su Paraguay querido en cuanto terminó la última dictadura , a trabajar por la juventud su máxima vocación, para lograr su emancipación cultural e intelectual.
La Feria programó varios actos que reflejan la amistad que estamos poniendo como ejemplo entre instituciones , en este caso, entre distintos países. En el Programa de actividades, tuvimos un acto muy significativo en la “calle Augusto Roa Bastos” de un barrio suburbano que vivió varios días de movimientos inusuales , donde la Municipalidad (el Ejecutivo y el Legislativo) hicieron posible el arreglo de la calle, la construcción de dos monolitos recordatorios del acto, uno con dos placas recordatorias, y el otro, con una urna especial, llena de libros “libres”, o sea para que cualquiera los lleve, los lea y los devuelva, idea del Concejal Horacio Loreiro; la gestión y diseño fueron de la escultora Silvana Kelm y la realización por Ariadna Cassabone, de la Facultad de Artes y Diseño.
También colaboró con la plantación de 12 árboles de lapacho la Pte. de la Colectividad Paraguaya Norma Morales quien con una escolta de reinas estuvo presente en el lugar. El acto finalizó con la alocución de la Prof. María del Carmen Fabio, de la C.D. quien habló sobre la vida de Roa Bastos y la significación del acto. Por último, la Comisión de la Feria invitó a nuestros amigos visitantes a una comida en la Casa Paraguaya, y al día siguiente les ofreció un Miny tour auspiciado por la Dirección de Turismo de la ciudad.

Artículo visitado 16 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top