Luego que autoridades comunales explicaran que está a punto de vencer el comodato con la Diócesis de Oberá para la utilización del predio donde funciona el refugio de indigentes, monseñor Damián Bitar aclaró que el Obispado dio un preaviso de seis meses para que busquen un nuevo terreno acorde a las necesidades.
Asimismo, el obispo explicó que en dicho predio de la calle Chile pretende construir instalaciones del Instituto Juan Pablo II, que requiere mayor espacio ante el incremento de la matrícula.
En tanto, aclaró que comenzarán con las obras recién cuando la Municipalidad encuentre un espacio digno para las personas que se alojan en el refugio.
“Con seis meses de anticipación hemos comunicado al intendente para que busquen otro lugar para las personas de la calle, cuando el convenio firmado dice que el preaviso debe ser de 60 días”, precisó Bitar.
En diálogo con la prensa, ponderó la importante función que cumple el albergue para contener a personas con serios problemas y en situación de calle.
El citado predio es propiedad del Obispado de Oberá, que en agosto del 2011 lo cedió en comodato a la comuna hasta julio del 2017, por lo que dentro de pocos días deberán desalojar.
“Tenemos que devolver el lugar porque nos han pedido para ocupar. Sabemos que este es un problema social y tendremos que trabajar para ver cómo seguimos con la guardia urbana y el refugio para indigentes, pero no tenemos definición aún”, explicó Javier Velázquez, director de Asuntos Barriales de la comuna.
El refugio tiene capacidad para diez camas, pero la demanda aumenta en el invierno. La mayoría de los indigentes que se alojan en el lugar tienen problemas de adicciones.
“Tienen horario de ingreso hasta las 22. Se le ofrece desayuno y cena; además de ropa, frazadas o medicamentos”, agregó Velázquez.
El funcionario no supo precisar dónde será reubicado el refugio, lo que genera incertidumbre en vistas al acotamiento de los plazos y la llegada del invierno.
Lo cierto es que la problemática de la indigencia aumenta, al punto que el año pasado el Concejo Deliberante trató un proyecto para crear un registro municipal de personas en situación de calle y riesgo social.

Artículo visitado 226 veces, 2 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Territoriodigital


Un comentario en “El obispo Bitar señaló que hubo 6 meses de preaviso al desalojo

  1. Miguel Angel

    el mejor beneficio a los indigentes y pobres, desde la iglesia, es atender las necesiades de los cristianos mas necesitados, antes de ampliar el negocio de la educacion privada, para recaudar mas y tener mas poder. Pobre Jesus y el Papa Francisco, estarian triste con la actitud del obispo de Obera. La Otra altenativa es que el municipio declare de interes municipal y compre/indemnizen a la iglesia por ese predio

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top